Departamento de Justicia busca una orden judicial contra la ley de aborto de Texas

texas-corte-aborto-shutterstock
Foto: Shutterstock

AP.- El Departamento de Justicia de Estados Unidos solicitó a un tribunal federal de Texas que detenga la aplicación de una nueva ley estatal que prohíbe la mayoría de los abortos en el estado mientras el caso se encuentra en revisión.

La ley de Texas, conocida como SB8, prohíbe los abortos una vez que los profesionales médicos pueden detectar la actividad cardíaca, generalmente alrededor de las seis semanas, antes de que algunas mujeres sepan que están embarazadas. Los tribunales han impedido que otros estados impongan restricciones similares, pero la ley de Texas difiere significativamente porque deja la aplicación a los ciudadanos privados a través de demandas civiles en lugar de fiscales penales.

Te puede interesar: Juez bloquea mandato de vacunación obligatoria para trabajadores de la salud en Nueva York

La ley entró en vigor a principios de este mes después de que la Corte Suprema rechazara una apelación de emergencia de los proveedores de servicios de aborto pidiendo que se suspendiera la ley.

En la moción de emergencia del martes por la noche en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Oeste de Texas, División de Austin, el Departamento de Justicia dijo que “un tribunal puede dictar una orden de restricción temporal o una orden judicial preliminar como un medio para prevenir daños al autor antes de que el tribunal pueda adjudicar plenamente las reclamaciones en disputa”.

El caso fue asignado al juez federal de distrito Robert Pitman.

La semana pasada, el Departamento de Justicia presentó una demanda en Texas solicitando a un juez federal que declare que la ley no es válida porque infringe ilegalmente los derechos constitucionales de las mujeres y viola la Cláusula de Supremacía de la Constitución, que dice que la ley federal reemplaza a la ley estatal.

El departamento hizo un argumento similar al buscar la orden de restricción o la orden judicial temporal y dijo que su impugnación probablemente tendría éxito.

Te puede interesar: EU presiona a líderes mundiales para garantizar que 70% de la población mundial esté vacunada contra Covid en 2022

“Cuando otros estados han promulgado leyes que restringen los derechos reproductivos en la medida en que SB8 lo hace, los tribunales han ordenado la aplicación de las leyes para evitar que esas medidas entren entren en vigor. En un esfuerzo por evitar ese resultado, Texas ideó un esquema sin precedentes que busca negar a las mujeres y proveedores la capacidad de desafiar a S.B. 8 en la corte federal. Este intento de proteger una ley claramente inconstitucional de la revisión no puede sostenerse”, dijo el Departamento de Justicia.

Según la ley de Texas, alguien podría entablar una demanda, incluso si no tiene conexión con la mujer que realiza un aborto, y podría tener derecho a al menos 10 mil dólares en daños si prevalece en la corte.

La ley de Texas es el freno más grande del país al aborto desde que la Corte Suprema afirmó en la histórica decisión de 1973 Roe v. Wade que las mujeres tienen el derecho constitucional al aborto.

Los proveedores de servicios de aborto han dicho que cumplirán, pero algunas de las aproximadamente dos docenas de clínicas de aborto de Texas han dejado de ofrecer temporalmente servicios de aborto por completo. Mientras tanto, las clínicas en los estados vecinos han visto un aumento en los pacientes de Texas.

Comparte esta nota