Rommel Pacheco se considera el ‘DiCaprio de los clavados’: “Me voy con el cariño de muchos”

Pacheco se vio embargado por la emoción tras su último salto. (Foto: Mexsport).
Pacheco se vio embargado por la emoción tras su último salto. (Foto: Mexsport).
Con su característico buen humor, Rommel Pacheco dijo que es como el DiCaprio de los clavados, al ser favorito de muchos y no ganar medalla.

Tras despedirse emotivamente de una brillante carrera en los clavados, el mexicano Rommel Pacheco se mostró de buen humor, al reconocer que en México querían que se retirara con una medalla olímpica, lo cual no consiguió y lo llevó a compararse con el actor Leonardo DiCaprio.

Era como el DiCaprio con el premio Oscar, porque sé que a la gente le hubiera encantado que me llevara la medalla, pero hoy a pesar de no ganar, me voy con el cariño de muchas personas”, bromeó Rommel Pacheco en declaraciones a TV Azteca, tras retirarse de los clavados.

“Me voy con la felicidad de haber terminado los clavados en el mejor escenario que son los Juegos Olímpicos, yo sé que a México le hubiera encantado verme con la medalla y cerrar este ciclo así conmigo”, agregó el clavadista.

MUCHAS EMOCIONES

Rommel Pacheco reconoció que lo desbordó la emoción luego de ejecutar el último salto de su trayectoria en la gran final en la prueba de trampolín olímpico, donde consiguió un puntaje de 428.75, para despedirse con un destacado sexto lugar.

También puedes leer…

Rommel Pacheco dice adiós a los clavados entre lágrimas y con un sexto lugar olímpico

“Fue una competencia de mucho sentimiento, muchas emociones, de querer darlo todo y hacer los mejores clavados, tenía excelentes salidas pero también esas pequeñas dudas al entrar”, comentó el mexicano.

Rommel Pacheco compartió la emoción de haber concluido su carrera de la mejor manera y con una buena posición entre los 12 atletas que disputaron la competencia.

Esas lágrimas no son de tristeza, es del sentimiento de voltear atrás y ver tantos resultados, tantas competencias, amistades e historias en los clavados”, dijo el mexicano.

“Diosito me dio casi todo, solo le faltó un empujoncito para que todo fuera perfecto. Hoy cuelgo el traje de baño y me quedo contento con todo el amor de la gente y de la familia de los clavados. Me retiro en el mejor escenario, con un sexto lugar y siendo abanderado”, compartió Rommel .

ACEPTA DIFICULTAD

Rommel Pacheco, medallista mundial, explicó el motivo de su yerro en el penúltimo salto. 

He batallado con el de tres y media holandés y en esta ocasión no me salió bien, pues los años no pasan en balde. Tuvimos ocho meses de inactividad y la gente no sabe los panzazos y espaldazos que me di al intentar perfeccionarlo. Pese a todo, no sentí frustración, disfruté representar a México en unos Juegos que estuvieron cerca de cancelarse”.

Al abrir el baúl de los recuerdos, Pacheco recordó las medallas que marcaron su trayectoria deportiva.

“La que gané en la Copa del Mundo en Río de Janeiro fue especial porque en ese entonces teníamos un problema con la FINA, también el oro en la Serie Mundial que se realizó en Mérida”.

Rommel respondió con un rotundo no a la posibilidad de volver a competir.

“De hecho clasifiqué a la Serie Mundial y mi entrenadora me dijo: ‘ahí te veo‘; le dije que no, se terminó para mí”.

En el futuro, a Rommel le gustaría contribuir con el desarrollo de los saltos ornamentales

Me encantaría estar en la FINA algún día, hacen falta ideas frescas y mucho apoyo para el deporte”.

Comparte esta nota