LatinUs

México, primer lugar en orfandad a causa de la Covid-19 en el mundo: estudio de The Lancet

Foto: Cuartoscuro

México es el país en el que más niños se han quedado huérfanos debido a que uno o dos de sus padres murieron a causa de la Covid-19, de acuerdo con un estudio publicado este miércoles por la revista científica The Lancet.

El estudio, titulado Estimaciones mínimas mundiales de niños afectados por Orfandad asociada a la Covid-19 y muertes de cuidadores, sostiene que México cuenta con 131 mil 325 casos de menores que han quedado en orfandad porque uno o dos de sus padres murieron contagiados de Covid-19.

Te puede interesar: Por pandemia, se eleva el número de latinos en situación de calle en ciudades de EU, revelan estudios

De ellos, desglosa el estudio publicado por The Lancet, 97 mil 951 infantes en México sufrieron la muerte sólo de su padre, 33 mil 342 padecieron sólo el fallecimiento de su madre, mientras que hubo 32 casos en el que sufrieron la muerte de ambos.

India se encuentra en el segundo lugar en el listado, con 116 mil 263 niños que quedaron huérfanos por esta razón; le sigue Brasil, con 113 mil 150 casos. El cuarto sitio es para los Estados Unidos, con 104 mil 884; mientras que en el quinto sitio corresponde a Sudáfrica, con 82 mil 422.

El estudio sostiene que 1.1 millones de niños habrían perdido, al menos, a uno de sus cuidadores principales, ya fueran los padres, o los abuelos que se encargaban de ellos en su lugar, según estima un estudio basado en un modelo y publicado por The Lancet.

La cifra total aumenta, durante los 14 primeros meses de la pandemia, a 1.5 millones si además de los cuidadores principales (padres y abuelos custodios), se considera a los secundarios (abuelos y otros familiares, entre 60 y 84 años, que viven en el mismo hogar y colaboran en la crianza).

La investigación diferencia entre cuidadores primarios, que son los progenitores y los abuelos custodios (cuidan al niño en lugar de sus padres, que no están en el hogar) y los cuidadores secundarios, en referencia a los abuelos y otros familiares mayores que, junto a los padres, ayudan en la crianza y viven en la misma casa.

Lee más: Mortalidad por Covid redujo 3 años la esperanza de vida de los latinos en EU durante 2020: CDC

El estudio, con datos de 21 países, estima que en lugares como Perú, Sudáfrica, México, Brasil, Colombia, Irán, Estados Unidos, Argentina y Rusia, la tasa de mortalidad de los cuidadores primarios fue de, al menos, uno por cada mil niños.

Los autores aprecian que 1.13 millones de niños perdieron a uno de sus progenitores o a un abuelo custodio debido a un fallecimiento asociado con la Covid-19. De ellos, un millón quedó huérfano de madre, padre o de ambos, aunque la mayoría perdió a uno, no a ambos progenitores.

En total, 1.56 millones han sufrido la muerte de al menos uno de sus padres, un abuelo custodio, abuelo conviviente u otro pariente mayor que habitaba con ellos.

Comparte esta nota