Ambriz llega con “hambre y humildad” al Huesca, tras renunciar a la comodidad de la Liga MX

Ambriz reconoció que cumple un sueño al dirigir en Europa. (Foto: EFE).
Ambriz reconoció que cumple un sueño al dirigir en Europa. (Foto: EFE).
En su presentación con el Huesca, Nacho Ambriz dijo que llega con hambre a cumplir su sueño, lejos de la comodidad que tenía en México.

EFE.- El nuevo entrenador de la Sociedad Deportiva Huesca, el mexicano Nacho Ambriz, se mostró muy feliz de poder estar en el futbol español en su presentación como nuevo técnico oscense, al que llega con “hambre y humildad” y tras aceptar que renunció a la comodidad que tenía en la Liga MX.

“Estoy muy feliz de poder estar en el Huesca y con esto se cumple un sueño que agradezco. Vengo con hambre de hacer un gran torneo”, fueron las primeras palabras en la rueda de prensa que dio Ambriz en España.

Nacho Ambriz dio las primeras pautas de cómo le gusta que jueguen sus equipos: “Con orden, intensidad y que juegue bien al futbol”.

“Me gusta un equipo competitivo que trabaje mucho y hacerlo con mucha humildad. Nada me espanta. También me gusta corregir lo que no se hace bien y seguir aprendiendo”, apuntó Ambriz.

NO HAY SECRETOS

Ambriz piensa que el desconocimiento que pueda tener del futbol español no es un problema para él porque “hoy en día se sabe todo a través de los vídeos y redes sociales”.

A este respecto añadió que el club cuenta con técnicos que conocen bien el futbol español y que informarán de todo, por lo que tendrá capacidad para conocer todo.

“Además no hay varitas mágicas ni se puede ocultar todo, ya que los jugadores son los protagonistas“, explicó Ambriz, quien fue ayudante de Javier Aguirre en Osasuna y el Atlético de Madrid.

COMODIDAD

Nacho Ambriz renunció a la comodidad de poder entrenar en México porque dijo que es ambicioso y que quiere probar en el futbol europeo, ya que llega con hambre de mostrarse con el Huesca.

“La Segunda división española dicen que es la sexta liga europea. Podría estar en mi país tranquilamente, y viniendo aquí he renunciado a muchas cosas porque para mí el dinero no lo es todo. No vengo recomendado por nadie sino porque me interesó el proyecto“, desveló.

Sobre este aspecto resaltó que prefería venir a Europa y trabajar como sabe, a quedarse en su casa y recriminarse un día el no haber aceptado entrenar en Europa.

A la hora de definirse como entrenador Ambriz señaló que le gusta escuchar a los jugadores y la parte humana, así como adaptarse a la situación.

Ambriz cree que, por ser un equipo recién descendido, el Huesca debe luchar para estar arriba. “Sabemos que la exigencia va a ser grande pero tendremos que ir partido a partido. Tenemos una gran exigencia pero no nos puede espantar”.

Comparte esta nota

[addthis tool="addthis_inline_share_toolbox"]