Antetokounmpo sufre lesión en la rodilla y los Bucks se derrumban contra los Hawks

Giannis Antetokounmpo se duele tras la lesión que sufrió en la rodilla. (foto: EFE).
· Los Bucks de Milwaukee perdieron a Giannis Antetokounmpo en el tercer cuarto por una lesión en la rodilla y los Hawks empataron al serie 2-2.

EFE.- Los Hawks empataron 2-2 a los Bucks la final de la Conferencia Este tras una clara victoria por 110-88 que Atlanta logró sin contar con su estrella, el base Trae Young, y que quedó vista para sentencia en el tercer cuarto cuando Giannis Antetokounmpo se lesionó la rodilla izquierda y tuvo que abandonar la cancha.

La estrella de los Bucks, que sufre una rodilla hiperextendida, no fue el único jugador que tuvo que abandonar la cancha antes de tiempo. En el último cuarto, Clint Capela, el pívot de los Hawks, también se fue al vestuario tras recibir un codazo en un ojo.

Pero con o sin Antetokounmpo, los Hawks no dieron ninguna opción a los Bucks, que en ningún momento del partido estuvieron por delante en el marcador y que llegaron a perder de 25 puntos.

También puedes leer…

Los Clippers se niegan a morir y con un Paul George inspirado derrotan a los Suns

El máximo anotador de la noche fue Lou Williams, que reemplazó a Young, también lesionado en el tercer partido disputado el domingo, con 21 puntos, 5 rebotes, 8 asistencias y 1 robo. El escolta de los Hawks, Bogdan Bogdanovic, hizo 20 puntos (6 de 11 triples), 3 rebotes, 5 asistencias y 4 robos.

En los Bucks Jrue Holiday terminó con 19 puntos, 5 rebotes y 9 asistencias, Khris Middleton anotó 16 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias y 2 robos, y Antetokounmpo hizo 14 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias y 1 tapón.

Sin Trae Young en la cancha, el base se lastimó el tobillo derecho en los últimos segundos del tercer cuarto del partido del domingo, los Hawks tenían un nuevo desafío en sus manos y cumplieron.

Te puede interesar…

Los Blazers presentan a Chauncey Billups, quien estuvo acusado de agresión sexual

LA LESIÓN A DETALLE

Cuando faltaban 7 minutos se produjo la jugada que acabaría determinando la suerte del partido. Antetokounmpo se lesionó la rodilla izquierda en un encontronazo con Capela bajo el aro de los Bucks.

La rodilla del jugador griego se dobló en sentido opuesto a la dirección natural y Antetokounmpo se quedó sobre la duela incapaz de levantarse entre espasmos de dolor. La estrella de los Bucks se retiró al vestuario y aunque regresó al banquillo pocos minutos después, no pudo volver a la cancha.

La ausencia de Antetokounmpo fue la puntilla para los Bucks. Cuando el griego se lesionó, el marcador señalaba un 62-52 para los Hawks. Tres minutos después, la distancia había aumentado a 20 puntos, 74-54.

Comparte esta nota