LatinUs

Asamblea indígena exige la cancelación del Tren Maya; acusa amenazas del gobierno y Fonatur

Asamblea indígena exige la cancelación del Tren Maya; acusan amenazas del gobierno federal y Fonatur
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. FOTO: Cuartoscuro

La Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch Xíinbal exigió este miércoles al gobierno de México la cancelación de la construcción del Tren Maya, al tiempo que acusó que integrantes de colectivos que no están de acuerdo con la obra sufren amenazas y agresiones por parte del gobierno federal y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

Por medio de un comunicado, este colectivo manifestó su preocupación por “la invasión y destrucción de nuestro territorio” provocado por el Tren Maya en la Península de Yucatán, en Tabasco y en Chiapas.

Te puede interesar: Fonatur minimiza amparos contra Tren Maya; asegura que habrá avance del 30 % en 2021 “a como dé lugar”

“Responsabilizamos al gobierno federal presidido por Andrés Manuel López Obrador, al Fonatur y a su titular Rogelio Jiménez Pons, por las amenazas vertidas de manera directa al Colectivo Tres Barrios de Campeche, para que los habitantes afectados por la construcción de las vías del tren acepten de manera forzada la “relocalización consensuada” y retiren las demandas de amparo que interpusieron en su legítima defensa ante la decisión de no aceptar la reubicación de sus casas”, aseguraron los inconformes.

La Asamblea sostuvo que el Tren Maya no se está construyendo bajo principios legales. Como ejemplo, dijeron que el Tramo 3 está en obra pese a que existen “cuando menos cuatro suspensiones dictadas por Jueces Federales”. Lo anterior, según la organización, es una evidencia de un “desafío frontal” del Fonatur y el gobierno de López Obrador sobre las determinaciones del Poder Judicial.

El pasado 7 de febrero, Jiménez Pons minimizó los amparos y recursos legales que han presentado asociaciones civiles contra obras del Tren Maya y aseguró que a finales del 2021 habrá un avance del 30% “a como dé lugar”.

Jiménez Pons agregó que los colectivos ambientales “tienen todo el derecho de meter los amparos que deseen”, pero afirmó que estas organizaciones no representan a las comunidades originarias, sino que obedecen a intereses políticos que se oponen al gobierno del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Lee más: Tramo 5 del Tren Maya en Quintana Roo se construirá en segundo piso

La Asamblea exigió al gobierno federal que respete su territorio y los recursos naturales que lo integran, y que no se continúe con la destrucción de las selvas desplazando animales de su hábitat con el pretexto de impulsar el desarrollo el sur del país.

Además, acusó que el Tren Maya es un “falso desarrollo que nos quieren vender como bienestar y justicia social”, cuando sus únicas consecuencias serán “destrucción y pobreza” en las comunidades.

“Exigimos al gobierno federal y al Fonatur que cesen las agresiones y amenazas a los colectivos y a las personas que no estamos de acuerdo con el proyecto o que se resisten a la relocalización consensuada.  Responsabilizamos al gobierno federal, al Fonatur y las empresas contratadas para negociar el pago de los terrenos de las agresiones y amenazas que sufren las comunidades”, agregó la Asamblea Maya.

Comparte esta nota