LatinUs

Republicanos obstruyen proyecto de reforma electoral en EU impulsado por los demócratas

Republicanos obstruyen proyecto de reforma electoral de los demócratas
El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, republicano conversa con reporteros. Foto: AP, J. Scott Applewhite.

AP.- El intento radical de los demócratas de reescribir la ley electoral y de votación de Estados Unidos se estancó en el Senado este martes, bloqueado por un muro de oposición republicana a lo que habría sido la mayor reforma al sistema electoral en una generación.

El proyecto de ley, conocido como la Ley Para el Pueblo, tocaría prácticamente todos los aspectos de desarrollo de las elecciones, eliminando obstáculos para la votación que los defensores ven como la lucha por los derechos civiles de la época, mientras frena la influencia del dinero en la política limita la influencia partidista sobre el trazado de distritos electorales.

Lee también: Casi 3 mil 300 migrantes varados en México fueron secuestrados, violados o agredidos: Human Rights First

Pero muchos en el partido Republicano dicen que la medida representa una infracción federal impresionante a la autoridad de los estados para llevar a cabo sus propias elecciones libres de fraude y que, en última instancia, beneficiará a los demócratas.

La reforma fracasó en una votación dividida después de que los republicanos, algunos de los cuales se burlaron del proyecto de ley como la “Ley que se jode al pueblo”, negaron a los demócratas los 60 votos necesarios para comenzar el debate. La vicepresidenta Kamala Harris, la primera mujer negra en ocupar el cargo, presidió la sesión en la Cámara.

El rechazo obliga a los demócratas a considerar como su máxima prioridad legislativa que enfrentan un Senado estrechamente dividido. Pero han promocionado la medida como un contrapeso a decenas de propuestas que avanzan en los gobiernos estatales, controlados por el Partido Republicano.

“Esta es una batalla por el alma de Estados Unidos”, dijo el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer. “Seguiremos luchando hasta que tengamos éxito”.

Antes de la votación, el presidente Joe Biden tuiteó: “Los demócratas están unidos y comprometidos a aprobar esta legislación histórica para proteger los derechos de voto, garantizar la integridad de nuestras elecciones, reparar y fortalecer nuestra democracia“.

Puedes leer: EU no alcanzará la meta de Biden de vacunar a 70% de los adultos para el 4 de julio: Casa Blanca

Los republicanos no dieron señales de ceder

El líder republicano Mitch McConnell calificó el proyecto de ley como “una solución en busca de un problema” y prometió “ponerle fin”.

Así, aumentó la presión sobre los demócratas para cambiar las reglas del Senado o ver languidecer sus prioridades. Sin embargo, un grupo de senadores demócratas moderados, incluidos los senadores Joe Manchin y Kyrsten Sinema, lo descartaron negando los votos necesarios para hacer un cambio obstruccionista.

Biden ha prometido lo que la Casa Blanca llama la “lucha de su presidencia” para garantizar el acceso de los estadounidenses al voto. Pero sin cambios en las reglas del Senado los puntos clave de su agenda, incluido el proyecto de ley de votación, parecen estancados.

El senador Raphael Warnock, un demócrata de Georgia y pastor principal de la iglesia de Atlanta que una vez dirigió Martin Luther King Jr., calificó la disposición de los republicanos minoritarios de evitar el debate sobre el proyecto de ley de votación como un “abandono” del deber.

“Qué podría ser más hipócrita y cínico que invocar los derechos de las minorías en el Senado como pretexto para evitar el debate sobre cómo preservar los derechos de las minorías en la sociedad”, dijo Warnock durante un discurso el martes.

También lee: Asamblea de Nueva Jersey aprueba proyecto de ley que prohibiría los contratos con ICE; pasa al Senado estatal

Los cambios que se están promulgando en muchos estados republicanos son criticados por los defensores del derecho al voto, que argumentan que las restricciones harán que sea más difícil para las personas votar, en particular para las minorías que tienden a apoyar a los demócratas.

Los republicanos, animados por Trump, hablan en cambio sobre la lucha contra el posible fraude electoral y dicen que las preocupaciones de los demócratas son tremendamente exageradas.

Avanza discusión y podrían llegar más cambios

Los demócratas quieren protegerse contra la intimidación en las urnas después de las elecciones de 2020.

Proponen aumentar las penas para quienes amenacen o intimiden a los trabajadores electorales y crear una “zona de amortiguación” entre estos y los observadores electorales, entre otros posibles cambios.

También quieren limitar la capacidad de que los estados puedan destituir a los funcionarios electorales locales.

Los republicanos de Georgia aprobaron una ley a principios de este año que otorga a la Legislatura, dominada por el partido Republicano, una mayor influencia sobre una junta estatal que regula las elecciones y la faculta para destituir a los funcionarios que se consideren de bajo rendimiento.

Pero los demócratas tienen sus propias divisiones. Hasta el martes, ni siquiera estaba claro que estarían unidos en la votación para llevar el proyecto de ley a debate.

Lee aquí: Muro de Abbott en Texas es más campaña política que seguridad fronteriza, critican expertos

Manchin, un moderado de Virginia Occidental, anunció a principios de este mes que no podía apoyar el proyecto de ley porque carecía del apoyo republicano. Cambió su voto a un “sí” después de que los demócratas aceptaran considerar su versión revisada; su propuesta fue respaldada por el expresidente Barack Obama y la administración de Biden la calificó como un “paso adelante”.

El legislador ha propuesto agregar disposiciones para un requisito de identificación de votante nacional, que es vista como persecución para muchos demócratas, y eliminar una propuesta de financiamiento público de campañas.

Sin embargo, esos cambios hicieron poco para obtener el apoyo bipartidista que Manchin esperaba. Los republicanos del Senado dijeron que probablemente rechazarían cualquier legislación que amplíe el papel del gobierno federal en las elecciones. McConnell descartó la versión de Manchin como “igualmente inaceptable“.

La senadora Lisa Murkowski, una republicana moderada de Alaska, dijo que algunos aspectos del proyecto de ley demócrata eran loables y que apoya otras leyes sobre el derecho al voto, como la reinstauración de la Ley del derecho al voto anulada por la Corte Suprema en 2013.

Pero, en última instancia, dijo que el proyecto de ley “en expansión” equivalía a “un mandato único para todos que salió de Washington DC” que “en muchos casos no funciona”.

Puedes revisar: EU alista la reunificación de otras 21 familias migrantes que fueron separadas durante la administración Trump

“Hará que las elecciones sean más difíciles, costosas, sujetas a la microgestión federal”, dijo Murkowski.

Con meses de preparación, el enfrentamiento de este martes por la ley “For the People”, como se le llama, no es el final del camino. La lucha está adquiriendo una nueva urgencia a medida que Trump continúa desafiando el resultado de las elecciones de 2020 y se avanzan nuevos límites en los estados liderados por los republicanos.

Los funcionarios estatales que certificaron los resultados de las elecciones de 2020 han desestimado las acusaciones de Trump de fraude electoral y los jueces de todo el país han denegado múltiples demandas presentadas por Trump y sus aliados. El propio fiscal general de Trump dijo que no había evidencia de un fraude generalizado que cambiara el resultado.

Comparte esta nota