LatinUs

Hallan cuerpo en fosa en Sonora cuyas ropas coinciden con las de Tomás Rojo, líder yaqui desaparecido

Hallan cuerpo cuyas ropas coinciden con líder yaqui desaparecido en Guaymas
FOTO: Twitter de la FGJE de Sonora.

EFE.- Este jueves fue hallado el cuerpo de un hombre semienterrado en una fosa clandestina en la comunidad de Vícam, en Guaymas, Sonora, y su ropas coinciden con las del líder de la tribu yaqui, Tomás Rojo Valencia, de 54 años, reportado como desaparecido desde el 27 de mayo.

Pero aunque la ropa y los accesorios encajan con los reportados la última vez que lo vieron con vida, personal de servicios periciales del estado de Sonora, realizan pruebas de ADN a los restos humanos para confirmar a quién pertenece el cuerpo.

Entérate: Denuncian desaparición de Tomás Rojo, líder del pueblo yaqui en Sonora

La Fiscalía General de Justicia en Sonora informó este jueves que la vestimenta que portaba la víctima corresponde con la del reporte, especialmente un paliacate rojo que el hombre siempre portaba en el cuello, sin embargo, dijo que será el personal del Laboratorio de Inteligencia Científica Forense quien esclarezca la identidad de los restos humanos.

“Una persona de la comunidad, que buscaba leña en la zona, reportó el hallazgo de una fosa con un cuerpo semienterrado entre el monte, a unos 12 kilómetros al sureste de Vícam y a dos kilómetros al Este de la Carretera Estatal 29”, señaló el parte policiaco.

El sitio del hallazgo se ubica en las inmediaciones de Vícam, capital de la tribu yaqui, entre los municipios de Cajeme y Guaymas, al sur de Sonora, y a unos 12 kilómetros del domicilio de Rojo Valencia, de donde salió la madrugada del jueves 27 de mayo, a caminar como lo hacía cada mañana, pero desapareció sin dejar rastro.

En el lugar, los servicios periciales también recolectaron diversos indicios como prendas de vestir, las cuales coinciden con las descritas por familiares en la denuncia de desaparición en la que señalaron que vestía pantalones deportivos negros, suéter gris, tenis negros y un paliacate rojo atado al cuello.

Te puede interesar: Fiscalía de Sonora abre dos líneas de investigación por asesinato de Abel Murrieta

Tras la desaparición, las agencias de seguridad y ministeriales de los tres niveles de Gobierno se instalaron en el territorio yaqui para iniciar la búsqueda e investigar la desaparición del líder indígena.

En 2010, Rojo Valencia junto a Mario Luna, encabezaron la llamada guerra por el agua en el estado de Sonora que se desató cuando el Gobierno del estado anunció la construcción del Acueducto Independencia para llevar agua desde la cuenca del Río Yaqui hacia la capital Hermosillo, de donde actualmente se abastece a más de 300 mil personas y que inició operaciones en 2013.

La protesta de Rojo Valencia y Luna fue porque consideraron que la sobreexplotación de sus recursos naturales impactaría en el desarrollo social, político y económico de sus comunidades.

La principal demanda de los indígenas era que mientras el Gobierno estatal extraía el agua del Río Yaqui para abastecer a las dos ciudades más habitadas de Sonora, Hermosillo y Ciudad Obregón, nunca había garantizado el abastecimiento del vital líquido en los ocho pueblos que habita la tribu.

Te recomendamos: Investigan muerte de funcionario de Sonora a manos de la Guardia Nacional

Debido a su oposición a la obra, que inició en 2010 y finalizó en 2013, ambos indígenas fueron acusados de diversos delitos. Rojo se escondió en su territorio, mientras que Luna fue encarcelado hasta que finalizó el sexenio del gobernador Guillermo Padrés (2009-2015), entre escándalos por corrupción.

Actualmente el Acueducto Independencia continúa operando y sirve para abastecer de agua para consumo humano a la mitad de los habitantes en Hermosillo, esto a pesar que en diversos juicios la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha ordenado la suspensión de la obra.

Comparte esta nota