Plantas procesadoras de carne suspenden operaciones en EU y Canadá por hackeo; la Casa Blanca lo atribuye a grupo ruso

Foto: shutterstock

La compañía JBS, una de los mayores procesadoras de carne del mundo, se vio obligada a suspender este martes parte de su producción en plantas de Estados Unidos y Canadá horas después de informar que sufrió un hackeo. La Casa Blanca afirmó que un grupo situado en Rusia podría ser el responsable.

El ciberataque, que fue detectado por la empresa el domingo, afectó a “algunos de los servidores que apoyan los sistemas de TI en Norteamérica y Australia”, según un comunicado. Le empresa no especificó si se trató de un “ransomware” como el sufrido en mayo por Colonial Pipeline, la mayor red de oleoductos de Estados Unidos.

Te podría interesar: Plan de presupuesto fiscal de Biden incrementará la deuda, no la inflación: Yellen

Los ataques de “ransomware” bloquean sistemas informáticos que no son liberados hasta que compañías o instituciones pagan un rescate a los informáticos.

JBS señaló que los servidores de respaldo de la compañía no resultaron afectados por el ataque y que sus técnicos estaban trabajando para restaurar los sistemas.

Se cancelaron dos turnos de matanza y fabricación en la planta de carne de res de JBS en Greeley debido al ciberataque, dijeron representantes del Sindicato Internacional de Trabajadores de Alimentos y Comerciales Unidos. JBS Beef en Cactus, Texas, también confirmó en Facebook que no trabajarían.

JBS Canadá aseveró que los turnos habían sido cancelados en su planta en Brooks, Alberta, el lunes y un turno hasta ahora había sido cancelado el martes

También lee: EU espió a Merkel y a otros políticos europeos con ayuda de Dinamarca

La Casa Blanca aseguró que el ataque cibernético probablemente se originó en Rusia. “JBS notificó a la administración que la demanda de rescate provenía de una organización criminal, probablemente con sede en Rusia“, declaró el secretario de prensa adjunto Karine Jean-Pierre.

En Australia, el ataque cibernético provocó hoy la cancelación de los turnos de trabajo de miles de trabajadores por segundo día consecutivo. JBS tiene 47 instalaciones en Australia y emplea en el país unas 11 mil personas.

Según datos del sector, JBS es responsable de hasta el 20% de la producción de carne procesada en Norteamérica. La compañía matriz, JBS Foods, es una de las mayores empresas alimentarias del mundo, con operaciones en 15 países y ventas en un centenar de naciones.

Según analistas, empacadores de carne estadounidenses sacrificaron 94 mil cabezas de ganado el martes, un 22% menos que una semana antes, según estimaciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Con información de EFE y Reuters

Comparte esta nota