Acusados de complot contra gobernadora de Michigan planeaban detonar un puente para secuestrarla

Involucrados en complot para secuestrar a gobernadora de Michigan planeaban usar armas de destrucción masiva
Foto: Reuters

Reuters – Un gran jurado federal presentó cargos adicionales contra tres hombres acusados de conspirar para secuestrar a la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, al argumentar esto miércoles que los individuos planeaban usar armas de destrucción masiva para detonar un puente.

Adam Fox, de 40 años y residente de Wyoming, Michigan; Barry Croft, de 45 años y de Bear, Delaware; y Daniel Joseph Harris, de 23 años y de Lake Orion, Michigan, fueron acusados de conspirar para utilizar armas de destrucción masiva contra personas o propiedades, dijo el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

También puedes leer: Catean casa de Rudolph Giuliani por presuntos nexos criminales con Ucrania

Fox, Croft y Harris, junto con Brandon Caserta, Ty Garbin y Kaleb Franks, fueron arrestados en octubre por conspirar para secuestrar a Whitmer, una demócrata, de su casa de vacaciones en el condado de Antrim, una zona rural en el norte de Michigan.

Los fiscales afirman que los hombres, que podrían recibir una cadena perpetua de ser declarados culpables, eran parte de un complot de un grupo de ultraderecha conocido como Wolverine Watchmen en represalia por las órdenes que Whitmer impuso para reducir la propagación de la coronavirus.

Fox, Croft y Harris también fueron acusados de planear la destrucción de un puente cerca de la casa de vacaciones de Whitmer para obstaculizar la respuesta de las fuerzas del orden.

El documento presentado este miércoles menciona que el 12 de septiembre de 2020, Fox y Croft se detuvieron para inspeccionar la parte inferior de un puente de la carretera en busca de un lugar para montar una carga explosiva.

Te puede interesar: Hombre que irrumpió en despacho de Pelosi durante asalto al Capitolio sale de prisión

Un día después, Fox ordenó 4 mil dólares en explosivos para un agente encubierto del FBI que se hacía pasar por un conspirador. 

Otros ocho hombres que presuntamente participaron en el complot han sido acusados de terrorismo doméstico en el tribunal estatal de Michigan.

Comparte esta nota

[addthis tool="addthis_inline_share_toolbox"]