LatinUs

Hombre que irrumpió en despacho de Pelosi durante asalto al Capitolio sale de prisión

Foto: Shutterstock

Richard Barnett, el hombre que durante el asalto al Capitolio de Estados Unidos irrumpió en la oficina de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y posó para las fotografías, fue liberado de prisión a la espera de su juicio.  

Los tribunales le habían negado la fianza y liberación a Barnett, de 60 años, durante más de tres meses y medio por los cargos que enfrenta. Pero en un nuevo fallo este martes, un juez federal citó una decisión de una corte de apelaciones, la cual endureció los criterios para la detención preventiva en los casos relacionados a los disturbios en el Capitolio, e indicó que ésta le impedía mantener a Barnett tras las rejas.

También puedes leer: FBI investigará el tiroteo en el que murió Andrew Brown Jr.

“No basta con que el acusado haya participado en los eventos del 6 de enero”, dijo el juez Christopher Cooper, de la corte federal del Distrito de Columbia.

El pasado 6 de enero, Barnett fue fotografiado en el despacho de la presidenta de la Cámara de Representantes con los pies sobre el escritorio de Pelosi. La imagen rápidamente dio la vuelta al mundo, mostrando el caos que los partidarios del entonces presidente Donald Trump provocaron en el complejo legislativo cuando buscaron impedir la certificación del triunfo electoral de Joe Biden.

El hombre de Gravette, Arkansas, está acusado de entrada ilegal a un edificio restringido, entrada violenta y conducta desordenada en el Capitolio, así como de robar el correo de la legisladora que presuntamente tomó de la oficina tras posar para los fotógrafos.

Cooper ordenó que Barnett permanezca bajo arresto domiciliario y con monitoreo GPS, pero aseveró que se le podría permitir ir al trabajao, citas médicas y legales, o celebraciones religiosas. 

Te puede interesar: EU y México acuerdan fortalecer la cooperación en combate contra crimen organizado

El juez igualmente le advirtió que si viola las condiciones de su liberación podría regresar a la cárcel y dijo que tomaría en cuenta este tipo de conductas a la hora de emitir una sentencia en el juicio.

“Considere esto como una prueba”, apuntó.

Comparte esta nota