LatinUs

Líderes del sudeste asiático piden a general golpista el cese de la violencia en Birmania

birmania-myanmar-asean-AP
Foto: AP

EFE.- Los líderes de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) pidieron este sábado que cese la violencia militar en Birmania (Myanmar) y que los presos políticos sean liberados, tras una reunión en Yakarta en la que se analizó la situación en el país tras el golpe de Estado.

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, aseguró que durante la reunión había propuesto cinco puntos de consenso que incluyen “poner fin a la violencia de los militares“, “liberar a los presos políticos” y “entablar un proceso de dialogo inclusivo inmediatamente”.

Te puede interesar: Amnistía Internacional pide investigar al líder de la junta militar de Birmania por crímenes contra la humanidad

La cumbre, la primera cita internacional centrada en resolver la grave situación en Birmania y de la que se espera que salga un comunicado consensuado, se celebró a puerta cerrada y con la presencia del líder del la junta militar birmana, el general golpista Min Aung Hlaing.

“El desarrollo de la situación en Birmania es algo inaceptable y no debe continuar. Se debe poner fin a la violencia y restablecer inmediatamente la democracia, la estabilidad y la paz en Birmania“, aseguró el presidente de Indonesia, país impulsor de la reunión de emergencia.

Por su parte, el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, recalcó tras la reunión que los países de la ASEAN tienen la obligación de garantizar la paz y la estabilidad en la región y no pueden permanecer indiferentes ante lo que sucede en Birmania.

“El silencio y la inacción dañarían la centralidad, la credibilidad y la relevancia de la ASEAN“, dijo Lee, quien señaló que los miembros de este grupo quieren ayudar a Birmania y a su población a resolver los problemas desatados desde el golpe de Estado.

Te puede interesar: EU impone sanciones a dos empresas del gobierno de Birmania

Indonesia, Singapur o Malasia son los tres países del bloque que hoy han vuelto a mostrar una postura más dura contra la junta militar birmana, mientras otros miembros como Tailandia, Camboya o Laos no han criticado a los golpistas y mantienen que la crisis es un problema interno de Birmania.

El bloque de países del Sudeste Asiático, donde impera el principio de no interferencia en asuntos internos entre los socios, está formado por Birmania, Brunéi, Camboya, Laos, Indonesia, Malasia, Vietnam, Tailandia, Singapur y Filipinas.

Los militares justifican el golpe de Estado del pasado 1 de febrero por un supuesto fraude en las elecciones de noviembre de 2020, en las que ganó con una enorme ventaja el partido encabezado por Aung San Suu Kyi, bajo arresto domiciliario desde la asonada.

Comparte esta nota