Gobernador de Georgia: “Sin Juego de Estrellas se daña a las minorías”

El letrero del Juego de Estrellas se retira del estadio de los Bravos de Atlanta. Foto: @SteveGWSB
El letrero del Juego de Estrellas se retira del estadio de los Bravos de Atlanta. Foto: @SteveGWSB
Brian Kemp, gobernador de Georgia, aseguró que las empresas propiedad de minorías serán las más afectadas sin el Juego de Estrellas.

AP.- El gobernador republicano de Georgia intensificó el sábado su ataque a la decisión de las Grandes Ligas de retirar el Juego de Estrellas de la MLB de este verano del estado en respuesta a una nueva ley de votación radical, diciendo que la medida politiza el deporte y perjudica a las empresas propiedad de minorías.

“Son las empresas propiedad de minorías las que se han visto más afectadas que la mayoría debido a un virus invisible que no es culpa suya”, dijo el gobernador de Georgia Brian Kemp. “Y estas son las mismas empresas minoritarias que ahora están siendo afectadas por otra decisión que es por causas ajenas a ellos”.

El gobernador Kemp habló junto con el fiscal general de Georgia, Chris Carr, también republicano, en un restaurante de mariscos y sandwiches a millas del estadio en un suburbio al norte de Atlanta donde se habría celebrado el Juego de Estrellas, aunque dijo que no creía que el negocio era propiedad de minorías. 

El Juego de Estrellas ahora se jugará en Denver y el gobernador Kemp señaló que la ciudad tiene un porcentaje mucho menor de afroamericanos que Atlanta.

LEY POLÉMICA

Los críticos dicen que es la ley de votación la que afectará de manera desproporcionada a las comunidades de color.

El comisionado de la MLB, Rob Manfred, ha dicho que tomó la decisión de trasladar los eventos All-Star después de discusiones con jugadores individuales y Players Alliance, una organización de jugadores negros formada después de la muerte de George Floyd el año pasado, y que la liga se opuso a las restricciones en la urna electoral.

Un portavoz de la MLB dijo que la liga no tenía  comentarios adicionales inmediatos el sábado.

Varios grupos ya han presentado una demanda por la medida de votación, que incluye estrictos requisitos de identificación para votar en ausencia por correo.

LIMITANTE

Expande la votación anticipada de los fines de semana, pero limita el uso de las urnas, convierte en un delito entregar comida o agua a los votantes que esperan en la fila y otorga a la Junta Electoral del Estado nuevos poderes para intervenir en las oficinas electorales del condado y eliminar y reemplazar a los funcionarios electorales locales. 

Eso ha generado preocupaciones de que la junta estatal controlada por los republicanos pueda ejercer más influencia sobre la administración de las elecciones, incluida la certificación de los resultados del condado.

La reescritura de las reglas electorales de Georgia, firmada por Kemp el mes pasado, sigue las repetidas e infundadas afirmaciones de fraude del ex presidente Donald Trump después de su derrota presidencial ante Joe Biden. Los demócratas han atacado la ley como un intento de suprimir los votos negros y latinos, y Biden lo ha llamado “Jim Crow en el siglo XXI”.

Carr y Kemp criticaron esa comparación.

“Esta narrativa inventada de que este proyecto de ley nos lleva de regreso a Jim Crow, una era en la que se asesinaba a seres humanos y a quienes realmente se les impedía emitir su voto, es absurdo”, dijo Carr. “Es irresponsable y fundamentalmente incorrecto”.

Comparte esta nota