Entre más rápido se inmunice a la población mundial, más pronto se recuperará la inversión de las vacunas: FMI

Costos de vacunas se pagarían por sí solos: FMI
Foto: Shutterstock

La crisis económica de la Covid-19 provocó una contracción de 3.3% del Producto Interno Bruto (PIB) global de 2020, pero con la llegada de las vacunas contra el virus, se ha dado aliento a la recuperación económica del mundo, liderada por Estados Unidos y China que proyectan crecimientos de 6.4% y 8.4%, respectivamente.

Según el FMI, si la pandemia se controla mediante la vacunación, el crecimiento global resultante será más vigoroso, arrojaría más de mil millones de dólares en ingresos tributarios adicionales en las economías avanzadas de aquí a 2025 y generaría más ahorro en cuanto a las medidas de apoyo fiscal.

Lee también: México destrona a China como primer socio comercial de EU: Departamento de Comercio

Por lo tanto, la vacuna contra la Covid-19 “se pagaría por sí sola y con creces”, según el informe Monitor Fiscal de abril de 2021, lo cual supondría un excelente rédito del dinero público invertido en el proyecto.

Sin embargo, el Fondo Monetario Internacional señala que el ritmo de avance en las inoculaciones varía ampliamente de un país a otro, y muchos carecen todavía de acceso a la vacuna.

En el informe del organismo monetario se indicó que se debe reforzar la cooperación mundial para producir vacunas y distribuirlas a todos los países a costos asequibles. Cuanto más pronto las vacunas frenen la pandemia, más pronto podrán las economías retornar a la normalidad.

En el primer año de la Covid-19, la política fiscal reaccionó de forma inmediata y contundente ante la emergencia sanitaria global.

Entérate: La inversión fija bruta de las empresas en México crece 3.3% mensual, según Inegi

El apoyo fiscal, además, evitó que las contracciones económicas y pérdidas de empleo a escala mundial fueran peores, gracias, entre otras cosas, a que alivió la tensión financiera cuando las políticas monetarias y fiscales actuaron al unísono.

En las economías avanzadas, las medidas fiscales han sido considerables y abarcan varios años (6% del PIB en 2021), por ejemplo, las aprobadas recientemente en Estados Unidos y las que constan en el presupuesto de 2021 del Reino Unido.

Entre los países de mercados emergentes y en desarrollo, el apoyo fiscal ha sido más limitado debido a restricciones financieras, pero el aumento de los déficits de todos modos es notable dada la caída de las recaudaciones tributarias.

En promedio, en 2020 los déficits fiscales como proporción del PIB se situaron en 11.7% en el caso de la economías avanzadas, 9.8% en el de las economías de mercados emergentes y 5.5% en el de los países en desarrollo de bajo ingreso.

Te sugerimos: En enero, las familias mexicanas gastaron más en bienes importados que en los nacionales, según Inegi

Vídeo recomendado

Comparte esta nota