“Aumento de impuestos planeado por Biden provocará el cierre de empresas”, dice Trump

impuestos-trump-biden-shutterstock
Foto: Shutterstock

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este miércoles que el plan para aumentar impuestos con el que Joe Biden prevé rediseñar la infraestructura del país “aplastará a los trabajadores”, provocará el cierre de empresas y destruirá a la economía estadounidense.

“Nunca se debe permitir que el cruel y despiadado ataque de Joe Biden al sueño americano se convierta en ley federal. Así como nuestra frontera sur pasó de lo mejor a lo peor, y ahora está en ruinas, ¡nuestra economía será destruida!”, dijo el republicano en un comunicado.

Te puede interesar: Biden busca elevar los impuestos para rediseñar la infraestructura del país

El exmandatario afirmó que el plan de Biden “es un regalo masivo” para China, ya que provocará la salida de miles de fábricas del país con lo que se perderán millones de empleos. “Aplastará a los trabajadores estadounidenses y diezmará la fabricación estadounidense, al tiempo que otorga privilegios fiscales especiales a los subcontratistas, las corporaciones multinacionales extranjeras y gigantes”, dice Trump.

“El ridículo aumento multimillonario de impuestos de Biden es una estrategia para la rendición económica total. Sacrificar trabajos estadounidenses bien pagados es lo último que necesitan nuestros ciudadanos mientras nuestro país se recupera de los efectos de la pandemia”, dice el documento.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quiere 2 billones de dólares para rediseñar la infraestructura del país y espera que las corporaciones de la nación paguen por ello. El mandatario presentará lo que sería una transformación de la economía estadounidense tan grande en escala como el New Deal o los programas de la Gran Sociedad que dieron forma al siglo XX.

Los funcionarios de la Casa Blanca dicen que el gasto durante ocho años generaría millones de nuevos empleos a medida que el país se aleja de los combustibles fósiles y combate los peligros del cambio climático. También es un esfuerzo por competir contra la tecnología y las inversiones públicas realizadas por China, la segunda economía más grande del mundo y que está ganando rápidamente la posición dominante de Estados Unidos.

Te puede interesar: Gobierno de EU despide a funcionarios ambientales de Trump, señalados por privilegiar energías fósiles

Los proyectos de infraestructura del presidente demócrata se financiarían con impuestos corporativos más altos, una compensación que podría generar una feroz resistencia de la comunidad empresarial y frustrar cualquier intento de trabajar con los legisladores republicanos. Biden espera aprobar un plan de infraestructura para el verano, lo que podría significar depender únicamente de las escasas mayorías demócratas en la Cámara y el Senado.

La Casa Blanca dice que la mayor parte de la propuesta incluye 621 mil millones de dólares para carreteras, puentes, transporte público, estaciones de carga de vehículos eléctricos y otra infraestructura de transporte. El gasto alejaría al país de los motores de combustión interna que la industria automotriz ve como una tecnología cada vez más anticuada.

Otros 111 mil millones de dólares se destinarían a reemplazar las tuberías de agua de plomo y mejorar las alcantarillas. Internet de banda ancha cubriría el país por 100 mil millones de dólares. Por separado, 100 mil millones de dólares actualizarían la red eléctrica para entregar electricidad limpia. Las casas y escuelas se modernizarían, los trabajadores se capacitarían y los hospitales se renovarían según el plan, que también busca fortalecer la fabricación en Estados Unidos.

La nueva construcción podría mantener la economía en marcha, inmediatamente después del paquete de ayuda para el coronavirus de 1.9 billones de dólares de Biden; los economistas ya estiman que podría impulsar el crecimiento por encima del 6% este año.

Por separado, Biden propondrá en las próximas semanas una serie de inversiones en infraestructura blanda en cuidado infantil, créditos fiscales familiares y otros programas nacionales, otro gasto de aproximadamente 2 billones de dólares que se pagará mediante aumentos de impuestos a personas y familias adineradas, según personas familiarizadas con la propuesta.

Te puede interesar: Investigan a congresista de EU aliado de Trump por relación con menor de edad

Financiar los primeros 2 billones de dólares para la construcción y proyectos de infraestructura “dura” sería un aumento en los impuestos corporativos que recaudaría la suma necesaria durante 15 años y luego reduciría el déficit en el futuro, según un esbozo del plan de la Casa Blanca. Biden desharía el logro de la política distintiva de la administración Trump al elevar la tasa del impuesto corporativo al 28% desde la tasa del 21% establecida en una revisión de 2017.

Para evitar que las empresas trasladen sus ganancias al extranjero para evitar impuestos, se impondría un impuesto mínimo global del 21%. El código fiscal también se actualizaría para que las empresas no pudieran fusionarse con una empresa extranjera y evitar impuestos trasladando su sede a un paraíso fiscal. Y entre otras disposiciones, aumentaría las auditorías del IRS a las corporaciones.

La comunidad empresarial favorece la actualización de la infraestructura de EU, pero no le gustan las tasas impositivas más altas.  

Con información de AP

Comparte esta nota