Defensa de Navalny asegura que su salud se deteriora; “su estado es satisfactorio”, dicen las autoridades rusas

El estado de salud de Navalny es “satisfactorio”, según autoridades rusas
Foto: Reuters

El Servicio Federal Penitenciario de Rusia (FSIN, por sus siglas en ruso) informó hoy que el estado de salud del encarcelado líder opositor Alexei Navalny es “satisfactorio”, mientras que medios locales reprodujeron declaraciones de sus abogados y aliados en las que aseguran que el líder opositor sufre dolores en la espalda.

“El 24 de marzo en los centros del FSIN de la región de Vladimir se efectuaron exámenes médicos a petición del condenado. Se examinó también al condenado A. Navalny. Como resultado del examen su estado de salud se valoró como estable, satisfactorio”, informó la oficina de prensa de la autoridad penitenciaria regional.

Lee aquí: La salud de Navalny ha empeorado desde su ingreso a prisión, dice su colaborador

Este miércoles, Leonid Volkov, uno de los más próximos colaboradores de Navalny, declaró que la salud del líder opositor ha empeorado en prisión.

“Desde finales de la pasada semana sufre un fuerte dolor en la espalda. Nos comunicó que se le duerme la pierna, que no puede pisar con ella”, escribió en su canal de Telegram. La abogada de Navalny, Olga Mijailova, confirmó esa información a la cadena rusa Dojd.

Volkov, exiliado en el extranjero, precisó que el médico de la prisión de la región de Vladimir donde se encuentra le recetó únicamente dos pastillas de ibuprofeno.

“El brusco empeoramiento de su estado de salud no puede no causar una profunda inquietud”, señaló.

Te puede interesar: Cámara Baja de Rusia aprueba ley que permite la reelección de Putin después de 2024

Navalny, que entró el pasado 12 de marzo en el centro penitenciario Número 1 de la localidad de Pokrov, llamó “campo de concentración” al lugar donde cumplirá dos años y medio de pena.

El líder opositor fue condenado a 3 años y medio de cárcel por un antiguo caso de estafa y lavado de dinero, pero cumplirá sólo dos años y medio, ya que se le descuentan los diez meses que pasó en arresto domiciliario y el tiempo que estuvo en prisión preventiva desde su detención el 17 de enero a su regreso de Alemania.

La condena de Navalny, que estuvo a punto de morir en agosto pasado al ser envenenado con una sustancia tóxica de uso militar durante un viaje a Siberia, provocó a finales de enero multitudinarias protestas en todo el país, en las que fueron detenidas miles de personas.

Navalny acusa al presidente ruso, Vladímir Putin, de ordenar su asesinato al Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB). 

Con información de EFE

Vídeo recomendado

Comparte esta nota