LatinUs

Rusia, Irán y China buscaron intervenir en elección presidencial, afirma inteligencia de EU

Rusia, Irán y China intentaron intervenir sin éxito en las elecciones de EU de 2020, según el Departamento de Justicia
Foto: AP

El Departamento de Justicia (DOJ) y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos, informaron este martes que Rusia, Irán y China intentaron influir en las elecciones de noviembre de 2020; pese a ello, descartaron que dichas naciones hayan logrado manipular los resultados de los comicios.

Según un informe de inteligencia difundido este martes, actores afiliados al gobierno ruso, chino e iraní impactaron la seguridad de ciertas redes durante las elecciones, sin embargo, esto no afectó la integridad de los datos de los votantes ni las maquinas para efectuar el voto.

Te podría interesar: Biden hace gira estatal con mira a elecciones intermedias; pese a crisis migratoria, no visitará la frontera “por el momento”

“Los Departamentos investigaron múltiples afirmaciones públicas de que uno o más gobiernos extranjeros poseían, dirigían o controlaban la infraestructura electoral utilizada en las elecciones federales de 2020; implementó un esquema para manipular la infraestructura electoral; o conteos de votos modificados o manipulados de otra manera. Los Departamentos encontraron que esas afirmaciones no eran creíbles”, añadieron.

El reporte indica que, en la mayoría de los casos, no está claro si los actores vinculados a gobiernos extranjeros buscaron acceder al sistema electoral con intereses más amplios de política exterior u operaciones específicas.

“Varios de estos actores recopilaron información que podrían haber publicado para influir pero finalmente no vimos ninguno de esos materiales desplegados, modificados o destruidos”, expone.

Las agencias de seguridad afirmaron que son conscientes de múltiples reclamos de que uno o más gobiernos, incluidos Venezuela, Cuba o China, estaban manipulando el sistema de votación o los resultados, sin embargo, explicaron que tras una revisión se determinó que eran falsas las acusaciones.

También lee: Ejército presionó para rechazar la solicitud de enviar a la Guardia Nacional al Capitolio antes del 6 de enero

“No tenemos pruebas, no a través de la recopilación de inteligencia sobre los propios actores extranjeros, no a través del monitoreo de seguridad física y ciberseguridad de los sistemas de votación en todo el país, no a través de auditorías postelectorales, y no por ningún otro medio, que un gobierno extranjero o otros actores comprometieron la infraestructura electoral para manipular los resultados de las elecciones”, agregaron.

En las elecciones de noviembre de 2020, el demócrata Joe Biden ganó la presidencia de Estados Unidos frente el exmandatario Donald Trump, quien días antes de los comicios acusó al gobierno chino de intentar interferir en la votación para evitar su reelección.

Comparte esta nota