El G7 condena la represión militar contra las protestas en Birmania

El G7 condena la represión militar contra las protestas en Birmania
Foto: Reuters

EFE.- Los países del G7 condenaron este martes la represión del régimen militar contra las protestas en favor de la democracia en Birmania (Myanmar), que dejó dos muertos durante el pasado fin de semana.

“Es inaceptable utilizar munición real contra personas desarmadas”, afirmó hoy una declaración conjunta de los ministros de Exteriores del Grupo de los Siete (G7) países más desarrollados y del Alto Representante para Asuntos Exteriores de la Unión Europea.

Lee también: Ejército de Birmania amenaza a manifestantes; les advierte que “pueden perder la vida”

“Condenamos la intimidación y la opresión contra las personas que se oponen al golpe de Estado. Estamos preocupados por la represión contra la libertad de expresión“, añade el texto.

Además, la declaración condena la actuación “sistemática” de las fuerzas de seguridad contra manifestantes, médicos, la sociedad civil y periodistas.

El G7 también pidió el final del estado de urgencia impuesto tras el golpe militar del 1 de febrero y la “liberación inmediata e incondicional” de los detenidos, incluidos el presidente Win Myint y la presidenta electa, Aung San Suu Kyi

EU sanciona a otros dos miembros de la junta militar de Birmania

El Gobierno de Estados Unidos impuso este lunes sanciones contra dos miembros de la junta militar de Birmania, que se unen a las de otros diez oficiales castigados por Washington a principios de mes.

Los dos nuevos sancionados por Estados Unidos son el general Maung Maung Kyaw y el teniente general Moe Myint Tun, según un comunicado del Departamento del Tesoro.

Te puede interesar: Facebook elimina la cuenta del Ejército de Birmania por incitación a la violencia

Las sanciones bloquean los bienes que estos dos militares puedan tener en Estados Unidos y prohíben eventuales transacciones con estos.  

En el comunicado, Estados Unidos avisó que seguirá trabajando de la mano de sus aliados en la región y en el mundo “para presionar a los militares y la policía birmanos”.

“Los militares -añadió- deben revertir sus acciones y restaurar con urgencia el Gobierno elegido democráticamente en Birmania, o el Departamento del Tesoro no dudará en tomar nuevas medidas”.

Las sanciones de este lunes se añaden a las impuestas el 11 de febrero pasado contra 10 oficiales, entre ellos el comandante de las Fuerzas Armadas de Birmania, el general Min Aung Hlaing, quien lideró el levantamiento militar y la deposición del Gobierno electo de Aung San Suu Kyi.

Vídeo recomendado

Comparte esta nota