Miles de personas festejan el título de la Universidad de Alabama, en plena pandemia

Los fans de Alabama celebraron en la calle. (Foto: AP).
• En plena pandemia, sin cubrebocas ni sana distancia y sin atender las súplicas de las autoridades, miles festejaron el título de Alabama en el futbol americano universitario.

Miles de fanáticos del futbol americano de la Universidad de Alabama festejaron en la calle cerca del campus después de que derrotaran a Ohio State 52-24 por el campeonato nacional, ignorando las súplicas de seguridad en el apogeo de la pandemia de coronavirus en una celebración que un alto funcionario de salud dijo que podría empeorar la enfermedad.

Los estudiantes y otras personas salieron de bares abarrotados cerca del campus el lunes por la noche, y según las imágenes publicadas en las redes sociales se reunieron en University Boulevard en un área llamada ‘The Strip’.

Muchos de los fanáticos que gritaban y vitoreaban mientras se apretaban unos contra otros en la calle y no usaban máscaras faciales. El Dr. Scott Harris, jefe del Departamento de Salud Pública de Alabama, dijo que esperaba que surgieran más casos de COVID-19 como resultado de la fiesta callejera.

“Es decepcionante ver que las personas no prestan atención a la guía que tratamos de brindarles para mantenerlos a salvo. Estaba emocionado como todo el mundo y quería celebrar también, pero ahora mismo no es el momento para estar en grandes grupos de gente juntos cuando no estás enmascarado”, dijo.

Catorce personas fueron arrestadas por cargos que incluyen intoxicación pública, conducta desordenada y resistencia al arresto, dijeron las autoridades en una conferencia de prensa donde el alcalde Walt Maddox dijo que la multitud era “más grande que cualquier celebración que hayamos visto en la memoria reciente”.

En una carta abierta difundida a través de las redes sociales, ‘Trabajadores del Campus deAlabama’, un grupo laboral para empleados universitarios, dijo que la reunión podría convertirse en un “evento de gran difusión” y pidió un pago por trabajo peligroso para los trabajadores en contacto cercano con los estudiantes; evidencia de pruebas de virus; y una suspensión de dos semanas de clases presenciales.

La universidad exige una prueba de detección de virus para todos los estudiantes que regresan durante el semestre y que planean vivir en el campus, y las pruebas están planificadas hasta la próxima semana en el estadio de baloncesto. Los estudiantes y trabajadores también deben completar una capacitación en línea sobre cómo reducir el riesgo de propagación de la enfermedad.

Un comunicado de la universidad emitido el martes por la tarde dijo que sus funcionarios habían trabajado para minimizar el riesgo antes, durante y después del juego del campeonato, incluyendo “emitir advertencias y advertencias sobre la necesidad de máscaras, distanciamiento social y comportamiento responsable”.

“Como resultado de los eventos recientes, permitimos que los profesores sean flexibles durante las próximas dos semanas con la opción de realizar clases temporalmente de forma remota”, agrega el comunicado. 

“Los estudiantes también tienen la opción de asistir a las actividades en persona de forma remota”.

Agregó que si bien la transmisión en el aula “es casi inexistente, entendemos las preocupaciones causadas por los eventos recientes” y dijo que todas las reglas de salud y seguridad continúan vigentes.

Más de 5,500 personas han muerto en Alabama a causa de la enfermedad causada por el coronavirus y unas 408,000 han dado positivo. 

Aproximadamente 20,000 personas dieron positivo en el condado de Tuscaloosa, lo que lo convierte en uno de los peores en el estado para el virus en números generales, y alrededor de 175 pacientes de COVID-19 están siendo tratados por el Centro Médico Regional DCH en la ciudad.

La escena posterior al juego era exactamente lo que temían los funcionarios cuando instaban a la gente a mirar en casa y celebrar en privado.

“Anime, celebre y disfrute del éxito de nuestro equipo, pero hágalo de manera responsable y segura”, dijo el jefe de policía Brent Blankley en un comunicado. Los coches de policía y los agentes son visibles al margen de la multitud en algunas imágenes.

La gente hizo fila para entrar a los bares una hora antes del inicio a pesar de las advertencias, informó The Tuscaloosa News. 

“Todos los bares están abiertos y estamos listos para pasar por el estado de Ohio”, dijo un tuit de Gallettes, un popular bar de estudiantes, mucho antes de que comenzara el juego.

AP

Vídeo recomendado

Comparte esta nota