Diputados congelan Ley de Banxico hasta el próximo año

Diputados de Morena posponen aprobar la reforma a la ley de Banxico
Foto: Cámara de Diputados

Por: Tania Rosas

La Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados acordó que revisará la reforma a la Ley del Banco de México (Banxico) en el próximo periodo ordinario y llevará el tema a Parlamento Abierto, es decir, invitará a especialistas y funcionarios para que den sus consideraciones sobre las modificaciones legales.

Ante las críticas y las alertas por las consecuencias de aprobar la ley de Banxico como pasó en el Senado, el tema se puso a discusión de los coordinadores parlamentarios este martes. La oposición a Morena presionó para que la reforma se debatiera con especialistas ante las alertas de banqueros, de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y del mismo Banco de México.

Leer más: Comisión de Hacienda y ABM analizan reformas a la Ley de Banxico

Morena accedió a que la reforma se analice y se vote en 2021, durante el próximo periodo ordinario que comienza en febrero.

El Banco de México advirtió el domingo pasado que en el esfuerzo de reforma es necesario preservar la autonomía constitucional de esta institución y no poner en riesgo el funcionamiento del sistema financiero.

Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), consideró que la reforma debe implicar una discusión más amplia, al reconocer que representa un riesgo de lavado de dinero

“Creemos que la reforma a la Ley de Banxico debe analizarse en una discusión más amplia y técnica que permita enfrentar el problema de los dólares en efectivo y la necesidad de su incorporación”, expuso.

Entérate: AMLO niega que en México existan grupos guerrilleros; “hay paz y tranquilidad”, asegura

Mientras que la Asociación de Bancos de México (ABM) destacó que la reforma pone en grave riesgo al conjunto del sistema financiero mexicano.

“Podría aumentar el riesgo percibido para el Banco de México por la comunidad financiera internacional y, por extensión, a todo el sistema financiero mexicano. Como consecuencia habría un impacto negativo en varias de las operaciones financieras que se realizan con el exterior, como son el manejo de las reservas internacionales, las líneas de crédito y financiamiento para cualquier entidad nacional, incluido el gobierno federal, y la custodia de activos internacionales entre otras”, señaló en un comunicado.

Comparte esta nota