Que no les digan, que no les cuenten: esto es lo que sí pasó en Guadalajara con Brozo y Carlos Loret