Atletas no podrán quedarse en Japón después de competir en los Juegos Olímpicos

El presidente del COI, Thomas Bach, cumple una visita a Japón, para supervisar el avance de los Juegos Olímpicos de Tokio.
El presidente del COI, Thomas Bach, cumple una visita a Japón, para supervisar el avance de los Juegos Olímpicos de Tokio. Foto: Reuters.
Directivos del COI visitaron Japón para supervisar el avance de los Juegos Olímpicos de Tokio y analizaron restricciones para los atletas.

Los atletas de los Juegos Olímpicos de Tokio no podrán darse el lujo de quedarse en Japón una vez que hayan concluido su evento.

No habrá fiestas nocturnas en la Villa de los Atletas en Tokio durante los Juegos Olímpicos. No saldrán de noche ni madrugada en la ciudad.

En lugar de conocer a sus vecinos globales, se alentará a los atletas a que abandonen Japón uno o dos días después de que hayan terminado de competir en los juegos Olímpicos de Tokio.

Desde la ceremonia de apertura hasta la vida en el pueblo de la bahía de Tokio, los Juegos Olímpicos de 2020 pospuestos serán como ningún otro. Habrá reglas y pautas estrictas, y tal vez vacunas y pruebas rápidas, para lograr los juegos en medio de una pandemia a la que se ha atribuido más de 1 millón de muertes en todo el mundo.

“Quedarse más tiempo en el pueblo aumenta el potencial de problemas”, dijo el miércoles John Coates, miembro del COI a cargo de supervisar los preparativos de Tokio, en una sesión informativa para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.

NO TURISMO

Se le preguntó a Coates si los atletas se desanimarían de hacer turismo o mirar alrededor de la ciudad.

“Sí”, respondió simplemente, una respuesta corta que sugiere que estos Juegos Olímpicos serán todos negocios con pocos adornos.

Coates acompañó al presidente del Comité Olímpico Internacional Thomas Bach a Tokio esta semana cuando se reunió con el primer ministro Yoshihide Suga y reforzó el apoyo de patrocinadores japoneses clave.

Fue la primera visita de Bach a Japón desde que se pospusieron los Juegos Olímpicos en marzo.

Bach salió de Tokio el miércoles después de dos días de decir que era probable que hubiera una vacuna disponible y que se recomendaría encarecidamente a los atletas que la tomaran.

VACUNAS Y PRUEBAS RÁPIDAS

Los organizadores y el COI están cada vez más seguros de que tendrán una vacuna y pruebas rápidas. Esto ayudará, pero también se implementarán decenas de otras contramedidas; distanciamiento social, máscaras y burbujas en las sedes y la Villa de los Atletas.

Japón ha controlado el virus razonablemente bien con alrededor de 1,900 muertes atribuidas al COVID-19. Pero casi 500 nuevos casos se informaron el miércoles en Tokio y más de 2,000 en Japón, ambos registros de un día.

Los casos están aumentando en el país al igual que el optimismo.

Christophe Dubi, el director ejecutivo de los Juegos Olímpicos, reconoció que aún hay mucho en las etapas de planificación con muchos escenarios en juego antes de la apertura programada para el 23 de julio de 2021.

“No sabemos cuál será la situación el próximo año, pero algunas decisiones deberán tomarse ya en diciembre”, dijo Dubi, hablando de forma remota.

MÁS RESTRICCIONES

Coates dijo que la ceremonia de apertura estaría restringida solo a los atletas y un máximo de seis oficiales de equipo. En el pasado, a decenas de oficiales, a veces 50, dijo Coates, se les permitió marchar, reemplazando a los atletas que pudieron haberse saltado para competir al día siguiente.

“No haremos eso esta vez”, dijo Coates. “Eso está aumentando el problema potencial en la ceremonia”.

Coates dijo que los 206 países estarían representados en la ceremonia de apertura y que un contingente completo de 11,000 atletas competirá en los juegos. Pero es probable que el desfile de la ceremonia de apertura parezca más pequeño.

Los funcionarios también están luchando para evitar que la ceremonia de apertura se convierta en un evento de difusión masiva, incluso si los atletas son evaluados cuando ingresan a Japón y cuando salen de su país de origen.

“No queremos cambiar la tradición de que todos los atletas tengan la oportunidad de desfilar en la ceremonia de apertura”, dijo Coates, sugiriendo que los atletas podrían ser evaluados al ingresar al estadio, o en el túnel cuando ingresan a la pista.

Seguro que hay muchas reglas. Y se les pedirá a los atletas que los sigan, al igual que miles de oficiales, jueces, medios, VIP y locutores que deberán ingresar a Japón.

“Estoy absolutamente seguro de que la gente seguirá las reglas y respetará las pautas que se establezcan”, dijo el presidente del Comité Paralímpico Internacional, Andrew Parsons, quien habló de forma remota desde Brasil. “Todas las partes interesadas involucradas en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos comprenden la importancia”.

Bach y Coates han dicho que quieren tener fanáticos del extranjero, lo que aún no se ha confirmado. Bach dijo que esperaba un “número razonable” de fanáticos en las sedes. Pero no está claro cuántos y de dónde.

“Esperamos poder dar la oportunidad a la mayor cantidad de personas posible, incluidos los espectadores extranjeros”, dijo Coates. “Queremos que las familias de los atletas que vienen del extranjero tengan la oportunidad de ver a sus hijos. De eso se tratan los Juegos Olímpicos, y espero que sea posible”.

Vídeo recomendado

Comparte esta nota