Alfonso Romo reconoce mala comunicación sobre política energética entre gobierno federal y empresarios

Alfonso Romo, jefe de la oficina de la Presidencia
Foto: Twitter / @Concamin

El jefe de la oficina de la Presidencia, Alfonso Romo Garza, reconoció este miércoles que existe una falla en la comunicación entre el gobierno de México y los empresarios al momento de tratar temas relacionados con el uso y la producción de energía en el país.

“Los objetivos coinciden, pero algo está sucediendo que no nos estamos comunicando bien, o no nos estamos escuchando bien. Esto no lo podemos permitir, lo que está en juego es mucho, el bienestar de muchos, y un gran futuro”, dijo Alfonso Romo en la inauguración de la Reunión Anual de Industriales (RAI), realizada por la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin). 

Leer más: Nahle defiende su política energética ante el Senado; “esperaremos que la Corte resuelva las impugnaciones”

En su discurso, Romo Garza pidió evitar más conflictos entre el gobierno federal y los empresarios por las nuevas políticas energéticas, en las que se busca fortalecer a Petróleos Mexicanos (Pemex) y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para generar energía en México. “Con el virus y la parálisis económica es más que suficiente”, señaló.

Además de fortalecer a la CFE y Pemex, el jefe de oficina de la Presidencia comentó que la intención del gobierno federal es proteger la soberanía energética.

“La obligación del gobierno es poner las condiciones necesarias para que los innovadores crezcan solos, con certeza jurídica y normativa, y seguridad física; con una política fiscal que atraiga a la inversión”, explicó Romo.

En lo que va del año, Petróleos Mexicanos (Pemex) acumula pérdidas por 605 mil 44 millones de pesos, en el último trimestre, sus ventas cayeron un 32%, según el informe enviado este miércoles a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Entérate: Congresistas de EU acusan al gobierno de México de violar el espíritu del T-MEC con su política energética

El apoyo a las empresas productivas del Estado, Pemex y CFE, genera críticas dentro del sector empresarial, ya que impide el desarrollo de las empresas privadas y ahuyenta a las inversiones extranjeras.

El 23 de octubre, congresistas de Estados Unidos enviaron una carta al presidente Donald Trump para acusar al gobierno de México por impedir el desarrollo energético de las empresas.

Estas medidas, señala la carta, “amenazan las inversiones y el acceso a los mercados de las compañías estadounidenses, además de dañar el espíritu del nuevo tratado de libre comercio establecido entre México, Estados Unidos y Canadá”.

Comparte esta nota