LatinUs

“Falleció un grande”: políticos, académicos y activistas lamentan muerte de Mario Molina

Muere Mario Molina, premio nobel mexicano.
Foto: Centro Mario Molina

Políticos, académicos y activistas han lamentado este miércoles la muerte del investigador y premio Nobel de Química, Mario Molina, a los 77 años, según informó la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El presidente Andrés Manuel López Obrador expresó sus condolencias y afirmó que Mario Molina fue un “destacadísimo científico mexicano”, defensor del medio ambiente.

Te podría interesar: Muere Mario Molina, premio Nobel mexicano, a los 77 años

El canciller Marcelo Ebrard publicó que Mario Molina se distinguió por ser un científico comprometido y capaz con México. 

El embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, destacó el trabajo científico que realizó Molina en ambos países. “Mi más profundo pésame a sus familiares y amigos”, expresó.

El ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, lamentó la pérdida y calificó al químico como un ilustre mexicano, que deja un gran ejemplo para las nuevas generaciones. 

El expresidente Felipe Calderón Hinojosa dio sus condolencias y afirmó que se trata de un terrible deceso, “uno de los mexicanos más valiosos de nuestro tiempo”, agregó. 

“Falleció un grande. Mario Molina. Premio Nobel de Química. Dedicó su vida para que el conocimiento científico ayudara a mejorar el medio ambiente y los recursos naturales del planeta y de nuestra Ciudad. Nuestro cariño a sus familiares, alumnos y amigos”, publicó la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

El historiador Enrique Krauze llamó a Mario Molina como un eminente científico, cuya vida debe inspirar a la juventud mexicana por el conocimiento.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, expresó que la aportación al saber universal por parte de Mario Molina, siempre permanecerá. “Su partida es una pérdida enorme para México y el resto del mundo”, dijo. 

“Lamento el fallecimiento del gran mexicano e ilustre científico Dr. Mario Molina, premio nobel de Química. Tuve el privilegio de conocerlo en Dinamarca, previo a la COP15 de cambio climático. Honremos su memoria acompañando las batallas y valores que defendió”, escribió la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena.

La senadora Claudia Ruiz Massieu dijo que el legado de químico “nos enorgullece como nación”.

El exsecretario del Trabajo, Javier Lozano, aseguró que la mejor manera de homenajear a Mario Molina, es “hacer caso a sus sabias recomendaciones”. 

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, destacó el compromiso del fallecido premio Nobel “con el medio ambiente a través de su quehacer científico e investigador”.

Molina nació el 19 de marzo de 1943 en la Ciudad de México. Estudió Ingeniería Química en la UNAM, un posgrado en la Universidad de Friburgo, Alemania y recibió un doctorado en Fisicoquímica de la Universidad de California, Berkeley, en Estados Unidos.

El profesor investigó los efectos de los clorofluorocarbonos sobre la capa de ozono, lo que derivó en la firma de un protocolo internacional en 1987 que prohibió su fabricación y por este aporte recibió el Premio Nobel de Química en 1995.

Comparte esta nota