Con marcas en las muñecas, sin camisa y pantalón abajo, así encontraron a Carlos Navarro en el separo

Carlos Navarro murió mientras estaba en una celda
Foto: Cuartoscuro

Por Tania Rosas 

A cinco meses de la muerte de Carlos Andrés Navarro Landa bajo custodia policial en Xalapa, Veracruz, las autoridades estatales se niegan a informar si hay policías detenidos o separados del cargo. 

El joven serigrafista fue encontrado con marcas en las muñecas, golpes en la cara y el cuerpo, sin camisa y con el pantalón abajo, de acuerdo con fotografías a las que Latinus tuvo acceso y que fueron integradas a la carpeta de investigación.

Te puede interesar: La Ciudad de México inicia su cuarto mes en semáforo naranja

Carlos Navarro murió de un infarto agudo al miocardio fulminante debido a un conjunto de traumatismos sufridos después de su detención. Su caso provocó indignación y manifestaciones en contra de los abusos policiacos en la entidad, las autoridades informaron que iniciarían una investigación.

Sin embargo, a la fecha no han podido informar siquiera si alguno de los policías involucrados fueron separados de sus cargos para ser investigados.

De acuerdo con las fuentes involucradas en la investigación y que pidieron el anonimato, en la detención de Carlos hubo forcejeo y sometimiento mientras el joven estaba en custodia de la policía en el Cuartel Heriberto Jara Corona, de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz.

Carlos Navarro fue detenido el 2 de mayo en el fraccionamiento Jacarandas, donde había acudido por cuestiones laborales. Se dedicaba a hacer trabajos de serigrafía y vinil. Antes de la detención grabó un video en vivo en Facebook en el que pedía que fuera una patrulla porque “estaba pasando algo muy raro”, aunque aparentemente nadie lo seguía, ni estaba en peligro.

Leer más: Policías tocaron antes de entrar a la casa de Breonna Taylor, revelan grabaciones del Gran Jurado

Al lugar llegaron al menos 13 elementos de la policía estatal y municipal. Carlos tenía un palo para defenderse, gritaba que lo querían secuestrar y que rompió un vidrio para llamar la atención. Un elemento intentaba tranquilizarlo sin éxito. Cuando Carlos se descuido, dos policías lograron tirarlo y detenerlo. Se los llevaron acusado de una falta administrativa. 

De acuerdo con las fuentes, Carlos se puso agresivo en los separos y peleó con un policía. Entre la evidencia se logró constatar que el detenido tenía golpes en cara y cuerpo, las muñecas tenían marcas tal vez porque lo amarraron o le dejaron las esposas mientras forcejeaba.

Familiares y amigos de Carlos exigieron justicia. Lo describen como un hombre que logró superar las adicciones y ayudaba a quienes como él buscaban recuperarse de la adicción a las drogas; era cristiano y también rapero. Tenía 33 años y cinco hijos, uno de ellos apenas tenía seis días de nacido.

“Autoridad, usted que se llevó a mi amigo, a un padre, a un hijo, a un esposo, que dejó a una familia llorando por la ausencia de un ser querido, espero que algún día pague por el daño que hizo”, dice la canción #JusticiaParaCarlos, que compusieron sus amigos.

Latinus contactó a la dirección de Comunicación Social de la Secretaría de Seguridad Pública del estado para conocer si los elementos involucrados fueron separados del cargo o están bajo investigación por la muerte de Carlos. Hasta ahora no ha habido ninguna respuesta por parte de la dependencia.

Comparte esta nota