Arranca la NFL entre pandemia, racismo y pocos estadios abiertos

La temporada 2020 de la NFL inicia el jueves con el juego entre Jefes y Texanos. (Foto: @NFL)
La temporada 2020 de la NFL inicia el jueves con el juego entre Jefes y Texanos. (Foto: @NFL)
La temporada 2020 de la NFL inicia este jueves en medio de la pandemia y la lucha contra el racismo, con tres estadios nuevos y Brady fuera de los Pats.

La NFL tendrá su turno de enfrentar la pandemia del COVID-19 y las protestas de los jugadores contra el racismo cuando comience la temporada 2020 el jueves, con tres clubes en dos llamativos estadios nuevos, Tom Brady lanzando jugadas para un nuevo equipo y Washington en busca de un nuevo nombre.

Mientras que las otras ligas deportivas profesionales de Estados Unidos han abierto un camino para encontrar formas de operar sin espectadores en una pandemia global, la NFL ha establecido su propio camino. Comenzará con el campeón del Super Bowl Jefes de Kansas City recibiendo a los Texanos de Houston con un número limitado de fanáticos en Estadio Arrowhead.

La NFL ha implementado protocolos estrictos de salud y seguridad que incluyen exigir que todos los entrenadores y el personal en el área de la banca usen máscaras. Ha recomendado que los jugadores en las líneas laterales hagan lo mismo.

Pero la liga ha dejado en manos de los 32 equipos y funcionarios locales decidir si es seguro permitir que los espectadores entren en sus estadios con brotes de coronavirus en gran parte del país. La falta de una política  uniforme ha provocado quejas de los entrenadores sobre una ventaja competitiva para los clubes con aficionados en las gradas.

“No creemos que sea una ventaja competitiva”, dijo el comisionado de la NFL, Roger Goodell, durante una conferencia telefónica de pretemporada.

“Obviamente tenemos diferentes capacidades en toda la liga y, desde nuestro punto de vista, queremos invitar a nuestros fanáticos si podemos hacerlo de manera segura y podemos hacerlo con el apoyo total de las autoridades locales”.

Al comenzar la temporada, seis equipos han dicho que tendrán fanáticos en las gradas, incluidos los Jefes y los Vaqueros de Dallas. Otros, como los Osos de Chicago y los Raiders de Las Vegas, han cerrado su estadio durante toda la temporada.

La mayoría está adoptando un enfoque de semana a semana, dejando la puerta abierta para un posible regreso parcial de los espectadores si las condiciones lo permiten.

LA OTRA ‘PANDEMIA’

La nueva temporada también trae una nueva actitud hacia las protestas de los jugadores. La liga falló hace cuatro años con el mariscal de campo negro de los 49ers de San Francisco, Colin Kaepernick. Desató controversia al arrodillarse durante la reproducción del himno nacional para poner de relieve la brutalidad policial.

La NFL, que estrenará dos estadios, dice que ahora apoya plenamente la otra lucha de los jugadores contra la otra ‘pandemia’ del racismo. Ha sido un verano de protestas en Estados Unidos provocadas por el asesinato de un hombre negro desarmado, George Floyd, bajo custodia policial en Minneapolis y el tiroteo policial de otro hombre negro, Jacob Blake en Kenosha, Wisconsin.

“Lo que hizo Colin (Kaepernick) fue abrir los ojos de muchas personas en este país, muchos atletas y nos mostró cuán poderosa era nuestra plataforma”, dijo a Reuters Michael Thomas, miembro del comité ejecutivo del sindicato de seguridad y jugadores de la NFL de los  Texanos de Houston. “Desafortunadamente, probablemente no todos sintieron lo mismo en ese momento”.

La NFL dará su apoyo con una serie de iniciativas, que incluyen permitir que los jugadores usen calcomanías en sus cascos con los nombres de las víctimas del racismo sistémico y la brutalidad policial.

La temporada baja vio a la NFL confrontada con un problema de racismo más cercano. Los Washington Redskins cedieron y acordaron eliminar el nombre del equipo ante la creciente presión de los patrocinadores. Durante mucho tiempo se criticó el nombre como racista por los grupos de derechos de los nativos americanos.

Washington comienza la temporada como el equipo sin nombre de la NFL, sin un cronograma establecido para cuándo podrían seleccionar uno. Se conocerán provisionalmente como Washington Football Team.

NUEVOS Y MARAVILLOSOS ESTADIOS… VACÍOS

La ausencia de fanáticos hará una aburrida inauguración cuando se presenten nuevas instalaciones multimillonarias en Los Ángeles y Las Vegas.

El SoFi Stadium, con un costo de 5 mil millones de dólares, será la nueva dirección para los Chargers y los Rams de Los Ángeles. Mientras que los Raiders se trasladan del destartalado Oakland-Alameda County Coliseum al Allegiant Stadium. Su elegante casa de 1.9 mil millones está justo al lado del Vegas Strip.

BRADY, NUEVA HISTORIA

El mariscal de campo seis veces campeón del Super Bowl, Tom Brady, también tendrá un nuevo hogar. Firmó con los Bucaneros de Tampa Bay luego de dos décadas de éxito sin precedentes con los Patriotas de Nueva Inglaterra.

Brady se reunirá con uno de sus objetivos favoritos, Rob Gronkowski. El ala cerrada salió de su retiro para unirse al tres veces jugador más valioso de la NFL en una apuesta por otro Super Bowl.

Con información de Reuters

Vídeo recomendado

Comparte esta nota