Mexicana Alexa Grasso tiene debut triunfal en las 125 libras de UFC

Grasso conecta ante Kim, a la que venció por decisión unánime en UFC. (Foto: @UFCEspanol)
Grasso conecta ante Kim, a la que venció por decisión unánime en UFC. (Foto: @UFCEspanol)
La peleadora mexicana venció a la coreana Ji Yeon Kim por decisión unánime tras dominar los tres asaltos en Las Vegas.

La mexicana Alexa Grasso tuvo un gran debut en las 125 libras del UFC al dominar durante tres asaltos a la coreana Ji Yeon Kim y apuntarse una contundente victoria por decisión unánime.

En su primer combate en el peso mosca femenil, Alexa Grasso mostró sus dotes físicas y técnicas, como la versatilidad, con la que llevó a su rival a la lona.

Grasso tenía potencial de estrella en su debut en UFC, en parte porque representaba a una luchadora mexicana en un momento en que UFC tenía pocas, especialmente en las divisiones femeninas. 

Pero problemas de peso y las inconsistencias en general la persiguieron, y una segunda falla en la báscula a principios de este año requirió un cambio de peso paja a 125 libras.

Su momento llegó hoy, aunque la coreana Kim no fue fácil a pesar de estar un tiempo fuera luego de una cirugía. 

LA PELEA

Kim inició con intensidad la pelea, pero Grasso estaba dispuesta a responder. La mexicana mezcló algunas patadas en las piernas, mientras que Kim utilizó su mano derecha y apuntó al cuerpo, en un primer asalto que no vio ningún signo de derribo. 

En el segundo round, Grasso era la luchadora más versátil, dando vueltas, entrando y saliendo, usando su clara ventaja de velocidad. 

Mientras que Grasso fue capaz de disparar combinaciones creadas por patadas con las piernas, Kim lanzaba con demasiada frecuencia golpes simples. 

La surcoreana no tardó en tocarse la nariz después de sufrir algunos daños en un intercambio. Kim trató de acelerar al final del round, lo que llevó a un clinch tardío y un poco de ráfaga, antes de dirigirse al tercero.

Fue Grasso quien finalmente cerró la distancia en el tercero, levantando brevemente a Kim y sujetándola de espaldas a la valla. 

Pero la luchadora mexicana tuvo que estar atenta a una guillotina, y nunca completó el derribo. En cambio, volvió a hacerlo de pie, pero Kim aumentó la temperatura, empujó a su oponente hacia abajo y le dio algunos golpes fuertes que hicieron retroceder a Grasso hasta la jaula. 

Kim necesitaba llegar al límite, pero fue Grasso quien ganó el round gracias a un envión, dejando caer los codos y asegurando la victoria en su primer viaje a las 125 libras en UFC.

Vídeo recomendado

Comparte esta nota