Trump enviará a la Guardia Nacional a Kenosha tras protestas por caso Jacob Blake

Protestas en Kenosha.
Foto: EFE

El presidente Donald Trump anunció este miércoles que enviará a la policía federal y a la Guardia Nacional a Kenosha, Wisconsin para restablecer “la ley y el orden” en medio de protestas y disturbios en la ciudad, de acuerdo con Fox News.  

“No apoyaremos el saqueo, los incendios provocados, la violencia y la anarquía en las calles estadounidenses”, publicó el presidente.

Te podría interesar: Dos muertos en la tercera jornada de protesta en Wisconsin por el caso Jacob Blake

Trump agregó que su equipo se comunicó con el gobernador Tony Evers, quien habría acordado aceptar la asistencia de las fuerzas federales.

“Hoy enviaré policías federales y a la Guardia Nacional a Kenosha, para restaurar la ley y el orden”, argumentó.

Los mensajes del presidente se registran después de las protestas en la ciudad por el disparo a quemarropa contra Jacob Blake, un hombre afroamericano de 29 años de edad. Los impactos le generaron una parálisis.

El pasado martes, dos personas murieron y otra más resultó herida en Kenosha, Wisconsin, durante la tercera noche de disturbios.

Los disparos se reportaron alrededor de las 11:45 pm (tiempo local), dijo en un comunicado de prensa Joseph Nosalik, teniente de la policía de Kenosha. Los elementos de seguridad ahuyentaron a los manifestantes frente al edificio del juzgado local.

El alguacil del condado de Kenosha, David Beth, dijo que una de las personas que murieron recibió un disparo en la cabeza, mientras que el otro tuvo un impacto de bala en el pecho. 

También lee: Encuentran muerto a tercer soldado desaparecido de base militar Fort Hood

Un video registrado con teléfono celular y publicado en línea muestra lo que parece ser un hombre blanco con un rifle semiautomático trotando en medio de una calle mientras una multitud y algunos policías lo siguen. Se puede escuchar a alguien en la multitud preguntando “¿Qué hizo?” y a otra persona que responde que el hombre le había disparado a alguien.

El hombre del arma tropieza y cae, y cuando la gente de la multitud se le acerca, dispara tres o cuatro tiros desde la posición sentada, alcanzando al menos a dos personas, incluida una que se cae y otra que se tambalea entre gritos frenéticos de “¡Un médico!, ¡Médico!”

Con la multitud dispersándose, el tirador se pone de pie y sigue caminando por la calle mientras llegan los coches de policía. Las víctimas no han sido identificadas.

Comparte esta nota

[addthis tool="addthis_inline_share_toolbox"]