Argentina permite decir “adiós” a enfermos de Covid-19 antes de morir

Argentina permite decir "adiós" a enfermos de Covid-19 antes de morir
Foto: Reuters

AP.- Cuando el argentino Augusto Briceño acarició a su madre gravemente enferma en una sala de terapia intensiva para infectados de Covid-19, sintió que el calor de su cuerpo atravesaba los guantes que lo protegían. Esa despedida lo llenó de paz.

“Cerré los ojos y traté de abstraerme del guante y la toqué con el alma, con mi espíritu… pude traspasar esa barrera”, narró a The Associated Press días atrás cuando recordaba el día en que, provisto de distintos medios de protección, acarició el pelo de su madre, Ines Nivia, mientras moría.

Lee también: La pandemia reveló la fragilidad de los sistemas de pensiones de Latinoamérica: OIT

Pese al dolor que siente por la pérdida de su madre, Briceño, de 59 años, se siente un afortunado.

“Yo no hubiera querido que esté luchando sola… Estaba feliz porque podía decirle todo lo que quería, todo lo importante y que ella había cumplido con creces”, explicó emocionado.

El sanatorio Mater Dei de Buenos Aires, donde la mujer falleció, integra el número creciente de centros médicos de Argentina que permiten a los allegados de ciertos enfermos de Covid-19 acompañarlos durante su internación y, en última instancia, tener la posibilidad de despedirse de ellos en el lecho de muerte, poniendo a un lado la práctica generalizada de evitar la cercanía física con los infectados debido a la alta contagiosidad del virus.

Para ello, adoptando protocolos aplicados en España y Brasil, aplica severas medidas sanitarias a fin de garantizar la protección adecuada de los visitantes, a quienes entrenan previamente en el uso de cubrebocas, batas, guantes, pantallas y otros dispositivos. Estas políticas de mayor empatía con pacientes y familiares, que no se registran en la mayor parte de la región, están más presentes en Argentina en momentos en que han aumentado los contagios y los fallecidos

Te puede interesar: El hijo mayor de Bolsonaro da positivo a Covid-19; se tratará con hidroxicloroquina

Desde que la pandemia impactó en el país sudamericano en marzo, se han registrado cerca de 350 mil infectados y más de 7 mil muertes.

Para varios médicos consultados, siempre que sea con las medidas de protección adecuadas y bajo estricta supervisión médica, este procedimiento aporta beneficios para los enfermos, sus seres queridos y para el personal de salud que también sufre al ser testigo de la muerte en soledad. 

Según Cristian García Roig, jefe de terapia intensiva de pediatría del Mater Dei, si médicos y enfermeros pudieran tratar a pacientes con Covid-19 sin contagiarse, los familiares de infectados podrían visitarlos con los mismos recaudos para evitar que no se sientan como “los nuevos leprosos”.

Dicho centro médico, perteneciente al Instituto Secular Hermanas de María de Schoenstatt, habilita despedidas en terapia intensiva de unos 15 minutos para un único visitante que debe estar adecuadamente protegido y acompañado de personal médico. Allí también, enfermos moderados de Covid-19 que no pueden valerse por sí mismos son asistidos por un familiar con el que comparten la internación, quien posteriormente deberá cumplir una cuarentena de dos semanas.

Te recomendamos: ¿Pueden los mosquitos propagar el coronavirus?

Según Roberto Dupuy de Lome, director médico del Mater Dei, los contactos y despedidas con pacientes se realizan en varios establecimientos médicos argentinos “con la tablet o el teléfono, que es un buen paso, pero no es un contacto directo con la mirada y agarrando la mano con todas las medidas de precaución”.

En la región, otro de los países avanzados es Chile, donde un par de familiares pueden despedirse de su ser querido en centros de salud públicos y privados. 

Existe la posibilidad de permanecer con el enfermo hasta el último momento de su vida y lo ideal es que entonces no haya contacto físico o sea el mínimo posible, pero la palabra y la posibilidad de escucharse logran que ese momento sea más humano.

Vídeo recomendado

Comparte esta nota