Gabinete del Líbano renuncia por la explosión de Beirut en medio de protestas

El gabinete de Líbano presentó su renuncia por la explosión ocurrida en Beirut la semana pasada.
Foto: EFE

AP.- El gabinete de Líbano renunció este lunes en medio de protestas contra funcionarios del país por la devastadora explosión de la semana pasada en Beirut

El primer ministro Hassan Diab se dirigió al palacio presidencial para presentar la renuncia grupal del gabinete, dijo el ministro de Salud, Hamad Hassan. Desde octubre, ha habido manifestaciones masivas exigiendo la salida de todo el liderazgo por corrupción arraigada, incompetencia y mala gestión.

Te podría interesar: Por segundo día consecutivo se registran enfrentamientos en Beirut por la explosión que dejó 158 muertos

Aunque la renuncia de Diab parecía inevitable después de la catástrofe, no parecía dispuesto a irse y hace solo dos días pronunció un discurso televisado en el que ofreció quedarse dos meses para permitir que varias facciones acordaran una hoja de ruta para las reformas. Pero la presión dentro de su propio gabinete resultó ser demasiada.

El gobierno de Diab se formó después de que su predecesor, Saad Hariri, dimitiera en octubre en respuesta a las manifestaciones. Pasaron meses de disputas entre los políticos con mayor liderazgo antes de que se decidieran por Diab.

“Espero que el período de custodia no sea largo porque el país no puede soportarlo. Esperemos que se forme rápidamente un nuevo gobierno ”, dijo a la prensa el ministro de Obras Públicas, Michel Najjar. “Un gobierno eficaz es lo mínimo que necesitamos para salir de esta crisis”.

Se cree que la explosión fue causada por un incendio que encendió una reserva de al menos 2 mil 500 toneladas de nitrato de amonio altamente volátil. El material se había almacenado en el puerto desde 2013 con pocas medidas de seguridad a pesar de las numerosas advertencias del peligro.

También lee: Renuncia tercer ministro en Beirut tras la explosión del martes

El resultado fue un desastre del que los libaneses culpan directamente a la corrupción y negligencia de sus líderes. Se estima que las pérdidas por la explosión oscilan entre 10 mil y 15 mil millones de dólares, con casi 300 mil personas sin hogar.

La última decisión tomada por el gobierno de Diab antes de su renuncia fue remitir el caso de la explosión al Consejo Judicial Supremo, que se ocupa de los delitos que infringen la seguridad nacional del Líbano, así como los delitos políticos y de seguridad estatal. 

Vídeo recomendado

Comparte esta nota