LatinUs

¿Qué proponen Trump y Biden sobre economía y salud en medio de la pandemia?

Joe Biden y Donald Trump
Foto: AP

Tanto el presidente Donald Trump como su rival demócrata Joe Biden han prometido que, si ganan las elecciones de noviembre en Estados Unidos, emprenderán un avance radical durante los próximos cuatro años, aunque a través de caminos totalmente distintos.

Trump, quien busca la reelección por el Partido Republicano, insiste en que el remedio económico será la reducción de impuestos y regulaciones. Se muestra a sí mismo como un paladín conservador en un conflicto de valores aparentemente interminable, pero el presidente ofrece pocos detalles sobre cómo accionaría las palancas del gobierno en un segundo periodo de cuatro años.

También lee: No quiero postergar las elecciones, pero tampoco enterarme de que hubo fraude: Trump

Por su parte, Biden actúa como el abanderado de todo demócrata al catalogar al gobierno federal como la fuerza colectiva que podrá combatir al coronavirus, reconstruir la economía y enfrentar un ancestral racismo institucional y un sistema de inequidades sistemáticas.

Un veterano de la política nacional, a Joe Biden le encanta considerar su pasado negociador como prueba de que lo podrá hacer de nuevo desde la Oficina Oval.

Estos y otros asuntos dejan a los estadounidenses con una elección ambigua para los comicios de noviembre. Estas son algunas de las posturas de ambos rivales respecto a temas clave:

Economía e impuestos

Antes de la pandemia, Trump hablaba de que él había logrado abatir el desempleo a su tasa más baja en décadas y promover un alza nunca vista en los mercados bursátiles. Aunque el mercado ha logrado recuperar gran parte de su nivel después de haberse desplomado en las primeras semanas de la crisis, el desempleo se mantiene relativamente alto: 11.1% en junio, más grave que el nadir visto durante la Gran Recesión.

Trump ha pronosticado una recuperación de la economía de la Unión Americana en los últimos dos trimestres de este año y afirma que despegará como un “cohete espacial” en el próximo año, una predicción que se basa en la conjetura de que llegue una vacuna contra el coronavirus.

También lee: La Universidad de Notre Dame se retira del primer debate presidencial

Por su parte, Biden plantea la necesidad de medidas federales extremas para evitar una recesión prolongada o una depresión y para lidiar con una persistente inequidad económica que afecta desproporcionadamente a los estadounidenses que no son de raza blanca.

Propone también más inversión en educación, infraestructura y los pequeños negocios, así como un incremento en el salario mínimo a 15 dólares por hora.

Biden llama a Trump "tonto" por burlarse del uso de cubrebocas
Foto: AP

Biden enmarca la inmigración como un asunto económico también. Él quiere expandir los espacios legales de la inmigración y ofrecer un camino hacia la obtención de la ciudadanía estadounidense para unos 11 millones de residentes que se encuentran en el país ilegalmente pero que, según Biden, ya son contribuyentes a la economía del país, como trabajadores y consumidores.

Comercio

Trump considera como logros distintivos de su presidencia la aprobación de dos importantes acuerdos comerciales: el T-MEC, un pacto actualizado con México y Canadá, y la Fase 1 de un acuerdo con China.

Estados Unidos y China firmaron la fase 1 en enero, menos de dos meses antes de que la pandemia de coronavirus pusiera una enorme tensión en las relaciones entre ambos países.

Trump asegura que aceptará nominación republicana en Carolina del Norte
Foto: Reuters

Por su parte, Biden se ha unido a una creciente aceptación bipartita del “comercio justo” con otras naciones: un cambio de décadas de conversaciones sobre el “libre comercio”, en un momento en que los gobiernos republicanos y demócratas por igual expandieron el comercio internacional.

También lee: En opinión de Sarukhán: Los factores que podrían favorecer a Trump a menos de 100 días de la elección

Política Exterior

Durante su primer periodo, Trump trazó su política exterior alrededor del mantra “Estados Unidos primero”.

Además de los acuerdos comerciales, considera grandes logros la construcción de más de 320 kilómetros de su prometido muro a lo largo de la frontera con México. Persuadir a más miembros de la OTAN a cumplir con su promesa de gastar 2% del PIB en presupuesto para defensa y reducir la presencia militar de Estados Unidos en Afganistán y otros lugares conflictivos.

Biden dijo que justo “el día después de la elección” comenzaría con la recuperación de las relaciones con gobiernos aliados que se han alterado bajo las estrategias de Trump.

Campaña de Biden aumenta contrataciones a pesar de brecha monetaria con Trump
Foto: AP

La principal prioridad de Biden es restablecer los cimientos de la OTAN, la alianza tras la Segunda Guerra Mundial con potencias occidentales que Biden dijo que son necesarias para contrarrestar las metas expansionistas y agresivas de Rusia en Europa del este y Asia.

En cuanto a inmigración, el exvicepresidente pide que se amplíen las oportunidades legales de inmigración, mientras revierte los recortes que hizo Trump a programas de apoyo al extranjero cuya intención es promover la estabilidad mundial y reducir la migración.

Educación

El presidente estadounidense ha presionado para que las escuelas abran por completo este próximo ciclo escolar pese a la pandemia, como una oportunidad para atraer atención a su apoyo para escuelas chárter, que son instituciones privadas con fondos públicos.

En la mayor parte del periodo de Trump, su gobierno ha intentado aumentar los apoyos a las escuelas federales chárter, pero el Congreso ha respondido con relativamente bajos aumentos.

Trump remplaza a director de campaña tras caída en las encuestas
Foto: Reuters

En cuanto a la educación superior, Trump se ha quejado reiteradamente que los campus son atacados por “indoctrinación de la izquierda radical”. Recientemente amenazó con reducir fondos a las universidades, bajo el argumento de que instruyó al Departamento del Tesoro a reexaminar el estatus de exención de impuestos y fondos federales para escuelas no especificadas.

Biden quiere que el gobierno federal se asocie con los estados para que la educación superior pública sea gratuita para cualquier estudiante cuyo ingreso familiar sea de hasta 125 mil dólares al año.

Atención médica

Como candidato para la Casa Blanca, Trump prometió que “inmediatamente” reemplazaría la ley de atención médica del presidente Barack Obama con un plan propio que ofrecería “seguro para todos”, pero no ha ocurrido.

Obama recauda 4 millones de dólares para la campaña de Biden
Foto: AP

Biden quiere una “opción pública similar al Medicare” para competir junto con mercados privados de seguros para los estadounidenses en edad laboral, mientras aumenta los subsidios a primas que muchos obreros y trabajadores de clase media ya utilizan bajo la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible. Calcula que costaría alrededor de 750 mil millones de dólares a lo largo de 10 años.

Comparte esta nota