Peleadora de UFC que está embarazada presume su intensa rutina de entrenamiento

Ansaroff y Nunes son pareja y esperan a su primera hija. (Foto: Captura de video)
Ansaroff y Nunes son pareja y esperan a su primera hija. (Foto: Captura de video)
• Amanda Nunes y su pareja Nina Ansaroff, que tiene ocho meses de embarazo, mostraron una rutina de entrenamiento que sorprendió por su intensidad.

La peleadora de UFC Nina Ansaroff y su pareja Amanda Nunes, que también es profesional de las MMA, dieron una demostración de la pasión que tienen por su disciplina al compartir en redes sociales un video de un intenso entrenamiento con Ansaroff embarazada.

Las peleadoras se preparan para recibir a su primera hija, que nacerá en septiembre y se llamará Raegan Ann. 

Ansaroff compartió el video en el que luce su vientre de 34 semanas (ocho meses) de estar embarazada durante una rutina de entrenamiento junto a su esposa, con quien comparte profesión como peleadora de UFC. 

La estadounidense conecta algunos golpes y tira también patadas a los guantes de Nunes.

OTROS CASOS

La estadounidense no es la primera atleta de alto rendimiento que muestra su entrenamiento con un avanzado embarazo. La tenista Serena Williams y la seleccionada estadounidense de Alex Morgan también lo hicieron.

Cuando anunciaron su embarazo en marzo de este año, Ansaroff, de 34 años, ya había avisado que su plan era seguir peleando después de que que su hija nazca. Hasta el año pasado, la peleadora compitió en la categoría de peso paja de la UFC y es la quinta en el ranking de esa división.

Su pareja Amanda Nunes es la mejor luchadora libra por libra en el ranking femenino de la UFC. Es la primera mujer en ser campeona en dos categorías (gallo y pluma) de manera simultanea en la empresa líder de las artes marciales mixtas y la primera luchadora abiertamente lesbiana en lograrlo.

Nunes prefiere que su pareja no se apure en volver al octágono luego de dar a luz. En una entrevista reciente, citó el caso de su colega Mackenzie Dern, que sufrió la primera derrota de su carrera en una pelea ante Amanda Ribas cuando hacía tan solo cuatro meses que había tenido a su bebé.

“Para mí fue muy pronto, podría haber esperado un poco más. Nada se va a ir a ningún lado. Lo que tiene que ser, tiene que ser”, dijo la mejor luchadora de la UFC, de 32 años.

Vídeo recomendado

Comparte esta nota