México quiere atraer a compañías desde Asia por T-MEC: Graciela Márquez

Graciela Márquez, secretaria de Economía
Foto: @SE_mx

Reuters.- El gobierno de México ha hablado con diversas empresas extranjeras, en particular del sector siderúrgico, en un esfuerzo por atraer negocios desde Asia para capitalizar el nuevo Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), dijo este lunes la secretaria de Economía, Graciela Márquez.

El T-MEC entró en vigencia a comienzos de julio en reemplazo del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y en medio de la pandemia del coronavirus, que ha vapuleado a la economía y al comercio internacional.

El nuevo acuerdo incluye reglas de contenido regional más estrictas, tanto para automóviles como para acero y aluminio, que cuando se lanzó el TLCAN en 1994.

También lee: Seade asegura que, de dirigir la OMC, aliviará las tensiones comerciales entre EU y China

“En el caso del acero es donde vemos más oportunidad”, dijo Márquez a la agencia Reuters. “Lo que queremos mostrarle a las empresas son las oportunidades que se abren con este aumento en los requisitos de contenido regional”.

La funcionaria agregó que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha mantenido conversaciones con siderúrgicas extranjeras, incluidas POSCO de Corea del Sur, Nippon Steel Corp y Mitsubishi Corp, de Japón, y Ternium, sobre invertir en México para producir acero para el sector automotor.

Márquez precisó que existe la posibilidad de que las siderúrgicas extranjeras puedan asociarse o contar con una participación en la local Altos Hornos de México. Ninguno de los fabricantes de acero respondió de inmediato a una solicitud de comentarios para Reuters.

Considerando la diversa base productiva mexicana, la secretaria comentó que el gobierno estaba interesado en atraer una variedad de empresas de todo el mundo.

También lee: América Móvil presenta oferta para comprar a Grupo Oi en Brasil

Márquez Colín acotó que el gobierno también buscaría hablar con la firma de tecnología Apple, y otras empresas estadounidenses sobre la reubicación de su cadena de suministro a México.

Mientras recordaba una conversación reciente con López Obrador, la funcionaria contó que señaló el teléfono celular que sostenía en la mano y le dijo: “estos teléfonos no tendrían que haberse producido en China… hay una enorme oportunidad de producirlos” en México.

El gobierno busca atraer a empresas norteamericanas y europeas que produzcan en China, Singapur y Vietnam.

La titular de la SE señaló que el nuevo acuerdo comercial entró en vigencia en un punto “crítico” tanto para la economía mexicana como para la global, y que podría ayudar al segundo país más grande de América Latina a recuperarse de las consecuencias de la pandemia de coronavirus. 

Comparte esta nota