Barcelona encuentra consuelo en Messi y Riqui Puig

Messi agradece el servicio de Riqui Puig para su primer gol. (Foto: EFE).
• Goleada tardía del Barça frente al Alavés, en la que Puig ratificó su gran calidad, además Leo marcó un doblete y dio una asistencia.

Barcelona cerró una temporada para el olvido con una goleada tan engañosa como tardía. La única buena noticia en medio de las recurrentes decepciones en las última semanas, es la ratificación partido a partido del canterano Riqui Puig, quien levantó la mano para ser titular en la Champions League ante el Napoli.

Lionel Messi marcó dos goles en la victoria 5-0 ante el Alavés y terminó la campaña con 25, además de 21 asistencias, más allá de que al principio de la misma estuvo casi dos meses lesionado.

La semana estuvo envuelta de polémica y rumores alrededor del Barça luego de la derrota ante el Osasuna y posterior coronación del Real Madrid, pues Lionel Messi hizo una dura crítica que puso en entredicho la continuidad del técnico Quique Setién.

El Barça dejó una buena impresión en el duelo final; sin embargo, insuficiente para suponer que por golear a uno de los clubes que peleó el descenso, se pueda hablar de una mejoría.

Riqui Puig brilló con dos asistencias para los goles de Messi y Semedo, además de su desempeño en mediocampo, en donde su frescura y claridad son un aporte que resulta indispensable para un equipo que con el paso de los años se volvió lento y predecible.

El resto de los goles fueron obra de Ansu Fati, Nelson Semedo, y Luis Suárez, que llegó a 16 en la temporada.

Vídeo recomendado

Comparte esta nota