Jugadora llama a senadora y dueña del Dream de la WNBA a discutir justicia racial y social

La WNBA apoyará el movimiento Say Her Name, originado por la muerte de Breonna Taylor. (Foto: EFE)
La WNBA apoyará el movimiento Say Her Name, originado por la muerte de Breonna Taylor. (Foto: EFE)
Renee Montgomery, del Dream de Atlanta de la WNBA, dijo que se siente triste porque la dueña del equipo no apoya movimientos de justicia social y racial.

EFE

La base Renee Montgomery, del Dream de Atlanta, de la WNBA, que el mes pasado decidió no jugar la temporada 2020 para centrarse en la justicia racial y social, declaró que se siente triste porque la dueña del equipo, la senadora republicana Kelly Loeffler, “no apoya el movimiento (Black Lives Matter) y todo lo que representa”.

Montgomery ganó campeonatos de la WNBA con las Lynx de Minnesota en el 2015 y el 2017 antes de firmar un contrato con las Dream, en 2018. Sugirió que las dos podrían tener una conversación sobre el asunto.

El viernes, después de no recibir respuesta a su invitación para conversar, Montgomery escribió una carta a Loeffler, en Medium. En ella que indica que “sus comentarios duelen profundamente porque fue una respuesta velada de ‘All Lives Matter'”.

“No es que estés sorda al grito de justicia, sino que aparentemente te opones. Y estás hablando desde una posición de inmensa influencia como copropietaria del equipo en nuestra liga y como senadora de Estados Unidos”, señaló.

Después de hacer analogías con el activista de derechos civiles asesinado Medgar Evers y los aborígenes australianos, Montgomery intentó apelar a Loeffler a nivel personal. “Imagina a tu amiga abrumada por el dolor, las lágrimas corren por sus mejillas y te confía que tiene cáncer de mama. ¿Qué amiga serías si te cruzaras de brazos y respondieras: ‘Todos los cánceres importan'”.

“Este año no necesito más amigos que me digan: ‘Todos importan’. Eso Ya lo sé. Necesito que alguien me diga: “Tú, Renee, importas”.

CONTRA EL MOVIMIENTO

Loeffler acaparó la atención el martes cuando envió una carta a la comisionada de la WNBA, Cathy Engelbert, instando a la liga a colocar banderas estadounidenses en las camisetas para el reinicio de la temporada en lugar de los mensajes de “Black Lives Matter” y “Say Her Name” (una referencia al reciente asesinato de Breonna Taylor en Louisville).

Eso provocó una crítica de la Asociación de Jugadoras de la WNBA, que a través de Twitter respondió a Loeffler con la expresión de “Es Suficiente. ¡Fuera!”.

Pero Loeffler reforzó su postura durante una entrevista con Laura Ingraham, el miércoles por la noche, diciendo, en Fox News, que Black Lives Matter “se basa en principios marxistas” que amenazan con “destruir” a Estados Unidos.

También llamó al grupo BLM “antisemita, que además no apoya a la familia unida”

Dijo que no renunciará a su participación en el Dream a pesar de que las jugadoras y el sindicato le hayan pedido que lo haga.

Montgomery dijo que entendía los intentos de la senadora de apelar a su base de votantes, pero se ofendió por la insistencia de Loeffler de que los deportes no deberían mezclarse con la política.

“Le invito amablemente a repensar su postura y unirse a una discusión conmigo”, concluyó Montgomery sobre su postura en temas de justicia social y racial en el Dream y la WNBA.

“Si bien podría estar en el lado” correcto “de las elecciones de noviembre, está en el lado equivocado de la historia si no puede ver que Black Lives Matter es importante”.

Vídeo recomendado

Comparte esta nota