LatinUs

En mes y medio, el coronavirus alcanzó a más de 90% de los ‘Municipios de la Esperanza’

coronavirus-municipios-de-la-esperanza
Foto: Reuters

Por Cecilia Reynoso

El rápido avance de Covid-19 acabó con la “esperanza” de 293 municipios que, de acuerdo con el Gobierno Federal, eran aquellos que no tenían casos positivos ni colindancia con alguna demarcación que los tuviera. Hasta el 29 de junio, de los 324 enlistados por el Gobierno Federal en esta categoría, sólo quedaban 31: Uno en Puebla y 30 en Oaxaca

El pasado 16 de mayo, al presentar el plan de reapertura de actividades sociales, escolares y económicas, al que se refirió como la Nueva Normalidad, el subsecretario Hugo López-Gatell dio luz verde para que estos 324 municipios, ubicados en 14 estados del país, regresaran a sus actividades el 18 de mayo. 

Municipios de la Esperanza
Imagen: Latinus

También puedes leer: Estos son los 324 municipios que podrán reiniciar actividades el 18 de mayo

Hacia la Nueva Normalidad 

De los 324 municipios que podían volver paulatinamente a sus actividades a partir del 18 de mayo, sólo 39 atendieron el calendario de reapertura propuesto por el Gobierno Federal y 285 determinaron mantener las restricciones sanitarias para prevenir un incremento en los contagios. Pese a ello, pocos se salvaron. La mayoría fueron alcanzados por la pandemia. 

De las 39 localidades que sí entraron a la primera etapa de la Nueva Normalidad, todas fueron contagiadas por el coronavirus. De las 285 localidades que pospusieron el regreso a sus actividades, quedan 31 libres del virus, la gran mayoría están en Oaxaca y no tienen más de 500 habitantes.   

Relajación de las medidas de prevención, principal causa del contagio

En la mayoría de los denominados ‘Municipios de la Esperanza’, relajar las medidas de distanciamiento ha sido la causa principal del contagio.

Es el caso de Aconchi, uno de los 16 municipios de Sonora libres de coronavirus, que a finales de mayo registró su primer caso. 

Celia Nares, alcaldesa del municipio sonorense, explicó a Latinus que el primer caso de Covid-19 en Aconchi fue el de una persona que salió de viaje a Estados Unidos y “al parecer allá se contagió y nos trajo el virus”.

Aconchi logró evitar los contagios por más de dos meses implementando medidas preventivas desde antes del 16 de marzo, como filtros sanitarios en sus accesos, disminución de la movilidad y el fomento al confinamiento, entre sus 3 mil habitantes, detalló la alcaldesa. “El control de la venta de cerveza nos ayudó. Los locales empezaron a cerrar a las ocho, los alumbrados en plazas públicas o algún área deportiva, se apagaban también a las 8 de la noche”.  

Sin embargo, días después de reanudar  algunas actividades, el municipio registró el primer contagio. “No estamos tirando la toalla porque bueno, pues ya nos llegó. Yo creo que para nosotros esto apenas empieza, en esta lucha de contención, ya más que nada para evitar la propagación”, consideró la alcaldesa.

Te puede interesar: 5 estados dejarán el semáforo naranja y regresarán al rojo la próxima semana en México

La suerte ayuda

Hasta hace una semana Parás se mantenía como el único municipio sin contagio de los siete que tenía Nuevo León, pero ha perdido la denominación porque varios de sus municipios vecinos se han contagiado. 

Crescencio Oliveira, alcalde de Parás, comentó a Latinus, que la población en el municipio disminuyó en gran medida sus actividades con la intención de contener al coronavirus.

“Tenemos cerrados los parques, la iglesia, tratamos de no hacer reuniones masivas. No hay fiestas, no hay nada. Regalamos cubrebocas, gel, y jabón”, señaló el alcalde, pero dijo no estar seguro si esas medidas son las que han evitado el contagio en el municipio. “En realidad no sabemos si sea eso lo que está funcionando o hemos tenido suerte”, apuntó. 

Crescencio considera sorprendente que Parás, donde viven alrededor de dos mil personas, no haya registrado aún un solo caso de Covid-19 porque, explica, los  fines de semana o días festivos la comunidad suele duplicar su población, debido a los cientos de personas que lo visitan, sobre todo de los Estados Unidos.

“Estamos a 30 kilómetros de la frontera con Estados Unidos. Cruza mucha gente, yo no sé cómo nos hemos librado, porque por ese puente internacional de Falcón pasa de Estados Unidos a México todo el que quiera. Ahorita estamos libres de coronavirus gracias a Dios”, señaló.

Mantener libre al municipio de contagios es la esperanza de Crescencio, pero está seguro que tarde o temprano el coronavirus los alcanzará, al igual que a la mayoría de los 324 ‘Municipios de la Esperanza’.

Comparte esta nota