Piloto de Nascar pasó de víctima a señalado luego de que el FBI descartó crimen de odio

Bubba Wallace recibió apoyo de sus compañeros de Nascar. (Foto: EFE)
Bubba Wallace recibió apoyo de sus compañeros de Nascar. (Foto: EFE)
El piloto de Nascar Bubba Wallace se dijo decepcionado luego de que el FBI descartó crimen de odio porque la soga encontrada fue colgada el año pasado.

El FBI informó el martes que el piloto de Nascar Bubba Wallace no fue víctima de crimen racista motivado por odio, luego de investigar la denuncia por la aparición de una soga colgada en el garaje de su equipo en el circuito de Talladega Superspeedway.

La soga con forma de lazo llevaba colgada en la puerta del garaje desde el octubre pasado, concluyó el FBI.

“La cuerda de la puerta del garaje diseñada con un lazo se había colocado allí desde el otoño pasado”, informó, por su parte, la Nascar en su comunicado.

“Esto fue obviamente mucho antes de la llegada del equipo Richard Petty Motorsports con el coche número 43 de Wallace al que se le asignó el garaje”, agregó la información oficial.

“Apreciamos la investigación rápida y exhaustiva del FBI. Estamos agradecidos de saber que este no fue un acto intencional y racista contra Bubba. Nos mantenemos firmes en nuestro compromiso de proporcionar un ambiente acogedor e inclusivo para todos los que aman las carreras”, agregó la organización.

PRIMERAS REACCIONES DE WALLACE

“Era una soga. Ya sea puesta en 2019 o lo que sea, pero era una soga. Entonces, no estaba dirigida a mí, pero alguien ató una soga”, respondió Bubba.

Bubba Wallace expresó su molestia ante la conclusión de la investigación del FBI. “Estoy enfadado porque la gente está tratando de ponerme a prueba”, expresó a CNN el piloto de 26 años.

El piloto y la Nascar recibieron críticas de algún sector del público en las redes sociales ante la declaración del FBI de que no había crimen de odio. Los acusaron de haber magnificado lo sucedido y actuado con demasiada antelación y de forma exagerada desde el inicio.

“La imagen que tengo y he visto de lo que estaba colgado en mi garaje no es lo que dicen. He estado corriendo toda mi vida, hemos corrido en cientos de garajes que nunca tuvieron cuerdas para bajar la puerta del garaje como esa. Era una soga, puesta en 2019 o cuando fuera, pero era una soga. Entonces, no estaba dirigida a mí, pero alguien ató una soga. Eso es lo que estoy diciendo”, expresó el piloto defendiéndose ante los críticos.

“Las reacciones siempre estarán ahí. No importa si proporcionamos el 100% de hechos y evidencias y una evidencia fotográfica, la gente lo retocará para hacerme parecer el malo al final del día. Siempre tendré enemigos. Siempre tendré motivadores para salir y destronarme del pedestal en el que estoy”, añadió Bubba, mostrándose seguro de sí mismo.

“Esto no me romperá. Ninguna de las acusaciones de haber engañado no me romperá ni me destruirá Me enojará, absolutamente. Pero eso solo alimenta el impulso competitivo en mí para callar a todos”, finalizó Wallace.

SOLIDARIDAD

El lunes, los otros 39 pilotos y sus tripulaciones se unieron a Wallace en una marcha por los pits mientras empujaban su automóvil al frente minutos antes del comienzo de la carrera.

Luego, Wallace salió de su auto y lloró.

“Este deporte está cambiando”, dijo Wallace después de la carrera, que acabó en el decimocuarto puesto.

Wallace, nacido hace 26 años en Alabama, es el único piloto negro que compite en Nascar. Presionó con éxito a la serie de autos stock para prohibir hace dos semanas que ondeara la bandera confederada.

De color rojo, con una cruz azul, así como bordes y estrellas blancas, la bandera confederada es utilizada como símbolo de orgullo de los nativos blancos de estados sureños como Carolina del Sur, Kentucky, Alabama o Virginia y es vista como símbolo de la defensa de la esclavitud de los afroamericanos.

Talladega fue la segunda carrera del calendario reactivado en plena pandemia del nuevo coronavirus en la que se permitió la presencia de aficionados.

Cinco mil de ellos pagaron sus entradas.

Algunos aficionados molestos con la prohibición de la bandera desfilaron más allá de la entrada principal con el símbolo del Sur. El domingo ondeó una pancarta sobre la pista de carreras de una bandera confederada que decía “Defund Nascar”.

DECLARACIÓN FINAL

Este miércoles, tras varios mensajes en Twitter en los que intentó defenderse, Wallace posteó una imagen que resumía su sentir.

“Han sido unos días emotivos. En primer lugar, quiero decir cuán aliviado estoy de que la investigación reveló que esto no era lo que temíamos. Quiero agradecer a mi equipo, NASCAR y el FBI por actuar rápidamente y tratar esto como una amenaza real. Creo que con gusto nos avergonzaremos un poco sobre cuáles podrían haber sido las alternativas”.

Con información de EFE

Vídeo recomendado

Comparte esta nota