Trump evita confirmar si ordenó ralentizar pruebas; Casa Blanca dice que “era broma”

Foto: Reuters

El presidente estadounidense Donald Trump afirmó el lunes que Estados Unidos ha hecho “un trabajo demasiado bueno” en la detección de casos de coronavirus, pero evitó decir si dio instrucciones para ralentizar las pruebas, como afirmó en un mitin de campaña en Tulsa el sábado.

“Las pruebas son un arma de doble filo”, expresó el mandatario hace un par de días en Tulsa, Oklahoma.

“Cuando haces pruebas en esa magnitud, vas a encontrar más personas, vas a encontrar más casos. Así que le dije a mi gente que ralentizara las pruebas”, indicó.

Este lunes, durante una entrevista con Scripps, Trump no respondió directamente cuando le preguntaron si realmente dio órdenes de ese tipo. 

También puedes ver: El débil regreso electoral de Trump en Tulsa

“Si se ralentizó, francamente, creo que estamos muy por delante de nosotros mismos, si quieres saber la verdad”, dijo el republicano. “Hemos hecho un trabajo demasiado bueno”, consideró.

Trump insistió en que la razón por la que Estados Unidos tiene más casos de coronavirus es porque realiza más pruebas.

La administración de Trump parece estar teniendo problemas para definir qué buscaba el mandatario cuando hizo esos comentarios en su regreso a los eventos de campaña tras una pausa de meses causada por la pandemia. 

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, aseguró el lunes en una rueda de prensa que Trump estaba intentando exponer a los medios por informar de los aumentos en los casos, pero no del incremento en las pruebas realizadas.

“Fue un comentario que hizo en broma”, agregó McEnany.

El vicepresidente Mike Pence, sin embargo, le afirmó lo contrario a los gobernadores de Texas, Arizona y Florida, reportó CBS News.

De acuerdo con el medio, Pence negó que el presidente haya estado bromeando. En cambio, describió los comentarios de Trump como “observaciones pasajeras”.

Comparte esta nota