Manager nicaragüense de beisbol es despedido por hablar públicamente de haber contraído coronavirus

El beisbol reanudaría actividades el 26 de junio, aún con la negativa de los peloteros.
El gobierno nicaragüense ha hecho de todo por intentar esconder el avance de la pandemia en su territorio, silenciando no sólo a deportistas, pero a médicos y funcionarios también.

Un manager nicaragüense y miembro del Salón de la Fama de aquel país fue despedido por hablar públicamente de haber estado hospitalizado por haber contraído coronavirus junto a su hijo y un miembro de su staff.

Norman Cardoze, entrenador de las Bestias de San Fernando no recibió explicación alguna por su despido, pero su esposa, Fátima Ruiz dijo que su familia sospecha que es porque habló de estar infectado con el virus.

El gobierno del presidente Daniel Ortega ha minimizado el riesgo por la pandemia, aún cuando las cifras se han hecho más difíciles de esconder con más y más víctimas siendo enterradas de manera express y con más voces del personal médico expresando su descontento.

Ruiz afirmó que la familia ha sido ignorada por los medios.

“Norman está enfermo y esto nos ha sacudido aún más. El beisbol es su vida”, comentó su esposa.

Cardoze se refirió al hecho de haber estado hospitalizado con su hijo, el toletero Norman Cardoze Jr. y el asistente Carlos Aranda en mayo. Los Cardoze pasaron cinco días en el hospital y continuaron su recuperación en casa. Aranda tuvo que utilizar un ventilador para luego morir por las complicaciones.

El entrenador describió el horror de ver gente sofocarse antes sus ojos y ver cuerpos envueltos en plástico para ser transportados. La Liga de Beisbol de Nicaragua suspendió actividades tras la muerte de Aranda y la negativa de los jugadores a regresar al campo, en principio hasta el 5 de junio y ahora hasta el 26.

Jugadores y entrenadores han comentado que han sido amenazados para seguir jugando o enfrentar castigos de dos años, aún cuando la enfermedad se sigue extendiendo por suelo nicaragüense

La estación de radio afín al regimen Nueva Radio Ya, informó que Cardoze dijo que vivirá en San Fernando hasta el día que muera, pero que la gerencia se comunicó con el para decirlo que estaba separado del equipo.

Con la pandemia a todo lo que da en el país centroamericano, hay denuncias de que los doctores no pueden hablar públicamente de la situación.

Esta semana, 11 doctores fueron despedidos de hospitales públicos por aparentemente haber firmado una carta solicitando más equipo de protección, de acuerdo con Róger Pasquier, director de la Asociación Médica Nicaragüense.

“Quieren dejar a los hopitales sin doctores en medio de la pandemia”, dijo Pasquier.

Así, Nicaragua enfrenta el brote de COVID-19 con un gobierno más preocupado por encubrir la realidad que por proteger a su gente.

Vídeo recomendado

Comparte esta nota