Dueño de los Cardenales de San Luis afirma que el beisbol no es ‘tan’ redituable

Cardenales de San Luis
En medio de las discusiones para reanudar la temporada, Bill DeWitt afirmó que el beisbol no es un deporte tan rentable, contrario a lo que piensan los peloteros.

El dueño de los Cardenales de San Luis, Bill DeWitt afirmó que el beisbol no es muy redituable mientras continúan las negociaciones entre dueños y jugadores para comenzar la temporada 2020.

“La industria no es muy reduitable, para ser honesto. Y creo que los jugadores lo entienden. Creen que los dueños escondemos ganancias. Ha habido una falta de confianza ahí. Es un deporte que no genera tanto. Ellos tienen por mucho el mejor acuerdo de cualquier atleta en cualquier deporte”, comentó DeWitt.

El mandamás de los Cardenales se unió así al dueño de los Cachorros de Chicago, Tom Ricketts, quien dijo que la Liga no genera mucho dinero porque los dueños invierten las ganancias de inmediato en sus equipos.

DeWitt no se equivoca en lo que se refiere a la falta de confianza, pues los jugadores han insistido en recibir sus salarios prorrateadas completos. Los dueños por su parte han argumentado que entre más juegos se disputen con salarios completos, más dinero perderán.

“Tenemos una obligación de dejar el juego en mejor forma. Y si hacemos concesiones ahora…si les das un centímetro, tomarán un kilómero, asi son estos dueños a veces”, dijo el segunda base de los Cachorros Jason Kipnis.

Aún así, Kipnis y DeWitt están de acuerdo en una cosa: No habrá acuerdo entre jugadores y dueños, con lo que obligarán al comisionado a tomar un decisión.

“En algún punto, temenos el derecho de implementar una temporada con salarios completos. La única manera de que esto haga sentido es con una temporada más corta. Creo que ese es el camino que resultará”, comentó DeWitt.

“No parece que vayamos a llegar a un arreglo porque las partes están muy distantes”, manifestó por su parte Kipnis.

Ambos lados han criticado la postura del otro por la manera en que han llevado las negociaciones hasta este punto. DeWitt fue muy crítico de la primera contraoferta de los jugadores donde planteaban jugar 114 juegos. La llamó fuera de realidad e incluso un tanto ridícula.

“Vamos a estar comprando regalos de Navidad mientras vemos la Serie Mundial en televisión”, comentó el dueño con sarcasmo.

Kipinis por su parte se refirió a las tácticas de los dueños, considerando que las filtraciones han venido por parte de la Liga.

“Esto no debería ser un asunto público para nada. Esa fue su intención, tener al público de su lado para hacer parecer que los jugadores son los que detienen todo.

“Se siente como si hicieran una propuesta solo para decir que ellos lo están intentando. Que ellos hicieron la propuesta final para que si el juego no se reanuda, puedan decir que es culpa de los peloteros”, explicó el jugador.

DeWittse refirió a la idea que plantea el sindicato, de que el hecho de que los jugadores reciban el 75% de sus sueldos prorrateados por una campaña de 76 juegos es un paso hacia atrás.

“No se de qué están hablando. La anterior oferta ofrecía el 60%, esta es del 75%. No lo entiendo”, dijo el propietario de los Cardenales.

Kipniss abordó cuál sería la reacción de los beisbolistas si se implementa de manera unilateral una temporada de 50 partidos.

“Nunca lo puedes descartar. Me duele decirlo así. Si llega al punto donde debemos mostrar una posición y defender lo que creemos, es algo que tendríamos que hacer. No creo que nadie quiera eso”, comentó.

El dueño fue claro en afirmar que estas discusiones no dañarán al deporte de manera irreparable.

“El beisbol ha pasado por muchas cosas a través del tiempo y siempre sobrevivió y regresó más fuerte. No puedes dejarte atrapar por el calor del momento y decir que es la muerte de cualquier deporte”, concluyó.

Vídeo recomendado

Comparte esta nota