Humberto Filizola: El rector que debutó a los 44 años y casi le mete gol al América

Humberto Filizola fue rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.
• Hace 26 años, el entonces rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, decidió hacer su debut en Primera División en un partido ante el América, en uno de los hechos más surrealistas que se recuerden en el futbol mexicano.

El 3 de abril de 1994 se escribió uno de los capítulos más surrealistas en la historia del futbol mexicano: Humberto Filizola debutó en Primera División a los 44 años de edad.

Se disputaba la Jornada 38 entre Correcaminos y América, y el rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas decidió que era buen momento para hacer su presentación en el máximo circuito y convertirse en el ‘jugador’ más veterano en debutar dentro del balompié azteca.

El Estadio Marte R. Gómez fue el escenario de este hecho que hace unos días cumplió 26 años. El entonces rector disputó 29 minutos ubicado como centro delantero del conjunto local, y en una acción dentro área estuvo cerca de marcar un gol ante el portero americanista Adrián Chávez.

El hondureño Raúl Martínez Sambulá desbordó a Paco Uribe por el sector de la izquierda, y al entrar al área y llegar a línea de fondo, tiró la diagonal para Filizola, quien disparó de primera intención, pero el balón de fue desviado de la portería azulcrema.

Así lució en su debut y despedida el entonces rector.

El partido terminó con empate 1-1 y las Águilas tuvieron que conformarse con conseguir su boleto al Repechaje, mientras que los Correcaminos lograron la permanencia en Primera División, pero quedaron lejos de la Liguilla.

El directivo justificó su presencia en el campo que significó debut y despedida: “(Quería) Mostrarle a la juventud tamauliteca que con esfuerzo y coraje todo se puede lograr”, dijo en su momento.

Por su parte, Jesús Bracamontes, quien era el técnico de aquellos Correcaminos, tiempo después explicó por qué accedió a que Filizola debutara en un partido oficial.

“Sí me arrepentí un poquito porque la gente nunca entendió cuál era la intención, nunca fue porque él fuera el jefe y ordenó, de hecho un día antes me llamó y me dijo que le dolía la pantorrilla y que no iba a poder… Ya había estado dos veces en la banca con el equipo”, declaró en entrevista para el diario Récord.

Comparte esta nota

[addthis tool="addthis_inline_share_toolbox"]