Miedo y Caos en Hollywood: una industria volátil resiente el embate de la pandemia (primera parte)


Por: Félix Cortés

No es casualidad que la película más rentada en iTunes la semana pasada haya sido “Contagion” (2011) de Steven Soderbergh. A medida que el COVID-19 se extiende como telaraña por todo el planeta, el nerviosismo y la incertidumbre empiezan a hacer estragos en la población. Pero no sólo ahí. La industria del entretenimiento nunca ha sido famosa por su estabilidad, pero la pandemia está desnudando su volatilidad a niveles nunca antes vistos, generando miedo y caos en Hollywood y en otros núcleos de producción y distribución de cine, teatro, televisión y deportes.

Miedo y caos en Hollywood

Cines vacíos

La portada de Variety, la publicación especializada en entretenimiento más famosa del mundo, esta semana simplemente dice, sobre fondo negro: “Hollywood en caída libre”. Un diagnóstico que es mucho más inquietante porque no es exagerado. Los cines de China, el segundo mercado más importante del mundo, van a cumplir dos meses cerrados, lo que significa desde ya pérdidas que rebasan los dos mil millones de dólares para estudios y casas productoras, además de distribuidores. Otros países, como Corea del Sur e Italia, ya han cerrado sus propias salas, y cada vez es más evidente que no serán los únicos: Alemania, Francia, España, la India, Israel podrían sumarse en cualquier momento. Y el espectro de las salas vacías flota amenazante sobre los Estados Unidos, a medida que se van detectando más y más casos y el cauteloso optimismo del gobierno federal se ve cada vez más como una fantasía que como un pronóstico.

Ante semejante panorama, los estudios de Hollywood han ido posponiendo sus estrenos más importantes del año: la última de James Bond, “No Time to Die”, fue la primera en mover su estreno de abril a noviembre. Este martes, Sony pasó la segunda parte de “Peter Rabbit” a agosto. Y hoy se da a conocer que Paramount ha suspendido indefinidamente el estreno de “A Quiet Place 2”, previsto para el 20 de marzo, mientras que Universal aplazará la premiere de “Fast & Furious 9” hasta el año entrante. Otros blockbusters de este año, como “Black Widow” de Marvel y “Wonder Woman 1984” de DC, están en la incertidumbre. Todo esto supone pérdidas de cientos de millones de dólares este año, que se perfila rápidamente como uno de los peores para la industria. Miedo y Caos en Hollywood.

Miedo y caos en Hollywood
Foto:Shutterstock

Embotellamiento en China

¿Y qué va a pasar cuando se disipe el virus y la vida —poco a poco— vuelva a la normalidad, si es que lo hace?

Lo que se pronostica en China es un inquietante aviso de lo que podría pasar en el resto del mundo: la crisis para la industria del cine no acabará cuando acabe la pandemia. Cuando vuelvan a abrir los cines, todos los estrenos aplazados (y los que estaban programados para fechas posteriores) tendrán que formarse en una cola interminable, peleando salas y fechas para atraer desesperadamente a un público que representa mucho, mucho dinero. Hollywood deberá competir con la producción local, que está pasando por su propia pesadilla y necesita recuperarse con igual urgencia. Será una locura: cientos de películas batallando por poder exhibirse. Algo así como una autopista embotellada porque sólo está operando una caseta de cobro…

Descalabros bursátiles y Netflix

Todo esto ya ha generado tremendos descalabros en la cotización de los grandes estudios de Hollywood en las bolsas, que de por sí están atravesando su crisis más grave en décadas: las acciones de Disney, por ejemplo, han perdido el 23% de su valor, mientras que las de Viacom/CBS se han desplomado un aterrador 51%. Y no hay nada que indique una pronta recuperación una vez que pase la emergencia… Miedo y caos en Hollywood.

hollywood
Foto:Shutterstock

Bueno, hay excepciones (muy contadas). Con cada vez más gente alrededor del mundo confinada a sus casas, las opciones de entretenimiento se reducen a lo que puede llegar a sus pantallas domésticas, y es ahí donde Netflix reina indiscutible. El gigante del streaming, en una bolsa de valores que ha perdido trillones de dólares en tres semanas, no sólo se ha mantenido, sino que ha aumentado su valor en un 8.1%

¿Buenas noticias? Casi. Porque la crisis de la pandemia puede contagiar a Netflix por muchas partes…

(continuará)

Vídeo recomendado

Comparte esta nota