Max von Sydow: 1929-2020

Max von Sydow: 1929-2020
Max von Sydow en el estreno de "Star Wars: El Despertar de la Fuerza", 2015 - foto: Shutterstock

Muchas generaciones conocieron de cerca a Max von Sydow. El actor sueco, que murió en París este domingo a los 90 años, hizo su primera película en 1949. Poco después, se convertiría en uno de los actores de cabecera del director Ingmar Bergman, con quien haría doce películas, entre ellas “El Séptimo Sello” (1957), “Luz de Invierno (1963) y “La Pasión de Ana” (1969).

También dejó una huella profunda de este lado del Atléntico: en Hollywood se le conoce como el padre Lancaster Merrin en “El Exorcista” (1973), una de las películas que redefinió el género del terror. También compartiría pantalla con Robert Redford y Faye Dunaway en “Los Tres Días del Cóndor” (1975), dirigida por el legendario Sydney Pollack. Otras apariciones memorables del alto y adusto sueco: “Hannah y sus Hermanas” (1986) de Woody Allen y “Hasta el Fin del Mundo” (1991) de Wim Wenders.

Max von Sydow se convirtió en un ícono pop por derecho propio: entre sus 116 películas y 30 series de televisión hay trabajos que despertarán memorias inmediatas para público de todas las edades. Los más viejos lo asociamos indisolublemente con el cine estoico y contemplativo de Bergman (la escena en la que juega ajedrez con La Muerte en “El Séptimo Sello” es quizás uno de los momentos más inolvidables en la historia del cine).

“El Séptimo Sello” (1957) – imagen: The Criterion Collection

Pero también estelarizó películas como “Sentencia Previa” (2002) junto a Tom Cruise, “Shutter Island” (2010) dirigida por Martin Scorsese y, en su salto a la fama más reciente, “Star Wars: el Despertar de la Fuerza” (2015) y “Game of Thrones” donde fue ni más ni menos que el cuervo de los tres ojos.

Dos veces sería nominado por la Academia para un Óscar. La primera como mejor actor en 1988 por su papel en la película danesa “Pelle El Conquistador”. La segunda como mejor actor de reparto en 2011 por “Tan Fuerte y Tan Cerca”, una historia sobre las consecuencias de los ataques del 11S en Nueva York.

En una entrevista más reciente, con motivo de la muerte de Bergman en 2007, von Sydow recordaría la última vez que platicó con el legendario director: “me dijo: ‘Max, tú fuiste el primer y el mejor Stradivarius que jamás tuve entre las manos'”.

La noticia de su muerte se dio en un sencillo comunicado por parte de su esposa, Catherine von Sydow, donde pedía respeto al luto de la familia.

En un artículo publicado en The Atlantic en 2015, el crítico de cine Terrence Rafferty describió a von Sydow de una manera muy sencilla y contundente: “Durante una parte significativa de sus seis décadas en las pantallas, él ha sido el más grande entre los vivos.”

Así será recordado.

Vídeo recomendado

Comparte esta nota