Trump y su procurador, ¿amor o relación tóxica? Esto es lo que debes saber

trump-barr
Foto: Reuters

  • Los recientes comentarios entre Trump y su fiscal general William Barr ponen aún más evidencia la influencia que el mandatario parece tener en el sistema de justicia de EU.

El fiscal General de Estados Unidos, William Barr, ha sido acusado de usar al Departamento de Justicia de manera cada vez más obvia para proteger a los intereses y aliados del presidente Donald Trump.

Esto fue aún más evidente el pasado martes cuando todo el equipo que procesaba al ex asesor y amigo de Trump, Roger Stone, se retiró del caso luego de que el Departamento de Justicia anulara su recomendación de sentencia y la redujera.

Pero fue solo la última de una serie de movimientos recientes de Barr que parecen proteger los intereses personales de Trump.

Todo esto se ha desarrollado al mismo tiempo que Trump toma represalias contra los testigos clave en la investigación de su juicio político. Ha despedido a Alex y Yevgeny Vindman del personal del Consejo de Seguridad Nacional, y al embajador de la Unión Europea Gordon Sondland.

Aunque las intenciones de Barr aún no están 100% claras, Trump parece estar contento con sus acciones hasta ahora.

Trump y su procurador William Barr, ¿amor o relación tóxica?

El pasado jueves, William Barr dijo que los tuits del presidente Donald Trump le impedían hacer su trabajo y le pidió públicamente que no tuiteara sobre el Departamento de Justicia. Un día después, el mandatario hizo exactamente eso y declaró que tiene el “derecho legal” de pedirle a su procurador que se involucre en un caso criminal.

Luego de que Barr dijera ayer durante una entrevista televisiva que “el presidente nunca me ha pedido intervenir en un caso penal”. Trump tuiteó esta mañana que eso “no significa que no tengo, como Presidente, el derecho legal de hacerlo, lo hago, pero hasta ahora he elegido no hacerlo!”.

El tuit también parece dejar abierta la posibilidad de que Trump le pida algo a Barr en el futuro sobre algún asunto penal.

Aunque, como presidente, Trump tiene derecho a dar órdenes al Departamento de Justicia, históricamente este Departamento ha funcionado como agencia independiente y libre de las influencias políticas. Barr dejó bien en claro en la entrevista cuánto le importa esa reputación.

“Me complace decir que, en realidad, el presidente nunca me ha pedido que haga nada en un caso penal”, dijo Barr. “Pero cuando se hace declaraciones y tuits públicos sobre el Departamento, sobre nuestra gente… sobre los casos pendientes y sobre los jueces ante los cuales tenemos casos, se vuelve imposible para mí realizar mi tarea y asegurar a las cortes y los fiscales del Departamento que realizamos nuestro trabajo con integridad”, señaló.

En respuesta a la entrevista, la Casa Blanca dijo que Trump “no se sintió en absoluto molesto por las declaraciones (…) Cualquier ciudadano estadounidense tiene derecho a presentar sus opiniones en público”.

El caso que desencadenó el cruce de comentarios entre Trump y Barr

En noviembre de 2019, Roger Stone fue declarado culpable de siete delitos, incluyendo obstrucción a la justicia, mentir al Congreso y manipulación de testigos. Fue el sexto ex asesor de Trump en ser condenado en casos derivados de la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

El lunes, los fiscales del caso recomendaron que se le impusiera una condena de entre siete y nueve años de prisión. Fue entonces que Trump opinó desde su cuenta de Twitter que “esta es una situación horrible y muy injusta ¡No puedo permitir este error judicial!”.

Poco después, el Departamento de justicia anuló la recomendación de la fiscalía de Washington y solicitó una condena menor. Los cuatro fiscales del caso renunciaron horas después como protesta por la intervención, y Trump elogió personalmente a Barr por la medida.

Lee también: Renuncian fiscales del caso contra Roger Stone luego de que el Departamento de Justicia redujera su sentencia

Demócratas piden comparecencia o renuncia de Barr

Ante las acusaciones contra el Departamento de Justicia y contra Barr de intervenir en el caso de Stone, los demócratas han señalado que el secretario debe testificar sobre sus acciones ante el Congreso o, de lo contrario, renunciar.

Barr recibió una carta del comité demócrata en donde se señala que “en su mandato como fiscal general, ha mostrado un patrón de conducta en asuntos legales relacionados con el presidente que generan preocupaciones significantes para el comité”.  El fiscal aceptó testificar el próximo 31 de marzo ante el Comité de Justicia de la Cámara Baja.

Puedes leer: William Barr acepta testificar por caso de Roger Stone; demócratas piden que renuncie

Los demócratas también planean cuestionar a Barr sobre la conversación que mantuvo Trump con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, para intentar perjudicar al demócrata Joe Biden y a su hijo. 

“Nuestra prioridad es proteger y defender la constitución de los Estados Unidos”, dijo Nancy Pelosi, legisladora demócrata y presidenta de la Cámara Baja, al exigir que Barr testifique ante el Congreso. Mientras tanto, el republicano Mike Huckabee dijo que la petición de los demócratas solo es un intento de afectar a las personas que son cercanas al presidente. 

La aspirante demócrata Elizabeth Warren también hizo referencia a la corrupción presente en el caso al decir que los republicanos “deberían estar seriamente preocupados por la corrupción que presiona a los fiscales federales a dar buenos tratos a quienes cometen sus crímenes en nombre de Trump”.

Comparte esta nota